Secciones
Síguenos en:
MARCHA POR LA VIDA PARA FRENAR SUICIDIOS EN GUARNE

MARCHA POR LA VIDA PARA FRENAR SUICIDIOS EN GUARNE

Me envuelvo con la luz electrónica de protección con la que la alta inteligencia me protege. Cierro mi cuerpo de la cabeza a los pies con la luz azul-blanca incandescente que me hace invisible e invencible para toda cosa negativa que venga contra mí. Me siento protegido y guiado en todos los caminos y saldré triunfante de toda prueba .

Estas misteriosas palabras, escritas en una hoja de cuaderno y cuyo significado no ha sido descifrado hasta ahora, fueron la única explicación que Juan David Ramírez Arteaga, un joven habitante de Guarne, oriente de Antioquia, dejó a sus familiares antes de ingerir un tóxico y quitarse la vida.

El suicidio de Ramírez, de 20 años y quien quería ser abogado luego de terminar el undécimo grado en diciembre, ocurrió el 28 de junio, y causó sorpresa pues se trataba de una persona estudiosa y practicante de deportes.

A partir de esa fecha y sin que exista una razón aparente, una serie de casos similares se precipitó sobre esa fría localidad, a 45 minutos de Medellín, y cuya economía se basa en cultivos como papa, fríjol y frutas.

Hasta hoy, 12 personas, entre adolescentes y adultos, se han quitado la vida, y otras nueve lo han intentado sin lograrlo. El último fue Juan Carlos Parra, de 25 años, quien murió el domingo pasado en el hospital Enfermeras de Antioquia, de Guarne, tras haber sido llevado con síntomas de envenenamiento.

En medio de la incertidumbre, la mayoría de los 30.000 habitantes del pueblo ha tratado de darle una explicación al asunto y durante las últimas semanas circularon rumores sobre la posible influencia de una secta satánica.

Sin embargo, después de los análisis de las autoridades sanitarias y judiciales, se ha constatado que aquí no hay grupos de esa índole. Por ahora, el único asunto común es que todos han ingerido tóxicos caseros.

Pero ese no es un elemento revelador, pues en las casas de Guarne, donde la población es básicamente rural, se pueden encontrar raticidas, fungicidas y venenos utilizados en la agricultura , dice un funcionario del hospital.

Lo que hace más difícil la investigación -señala Alfredo Antonio Naranjo Hurtado, alcalde de Guarne- es que, en general, los suicidas han pertenecido a familias reconocidas por su honradez y a las que no se les conocen problemas con drogas o alcohol .

Un doble intento Gustavo Adolfo Zapata, de 20 años, amigo de niñez de Juan David Ramírez y quien ha intentado suicidarse en dos oportunidades, una de ellas en medio de sus compañeros en el salón de clases, opina que todo se debe a la falta de oportunidades.

Tomé esa decisión -dice- motivado porque vivía como encerrado, no tenía posibilidades de hacer deporte, de cambiar la rutina. Mi vida se volvió muy brusca. Tomaba y fumaba cigarrillo y marihuana sin parar. Mi familia me veía llevado y trataba de ayudarme pero yo no hacía caso .

En esa ausencia de alternativas para jóvenes y adultos podrían estar algunas de las razones por las cuales diferentes estudios de la Dirección Seccional de Salud y del Hospital Mental han determinado que el oriente antioqueño, región donde se localiza Guarne, afronta problemas de salud mental y propensión al suicidio.

El programa para los fines de semana es ir a tomar en las discotecas. No existe ningún programa permanente dirigido al joven con el ánimo de crearles alternativas. Ellos terminan el bachillerato y sino tienen posibilidad de ir a estudiar por fuera, no encuentran nada para hacer , advierte el personero Giovanni Carlo Guacci Espinosa.

El 70 por ciento de los habitantes de Guarne son jóvenes entre los 13 y los 25 años, y el desempleo es su mayor dificultad. Un informe sobre la familia presentado al concejo en junio de 1993, identifica problemas tales como la violencia intrafamiliar, el alcoholismo, el madresolterismo y el suicidio.

Hoy, el comité de apoyo a la juventud del Municipio realizará una gran Jornada por la Vida para repartir mensajes positivos sobre la convivencia. Entre los actos hay una misa campal y una Marcha de la Vida.

En la tarde, se cumplirá una maratón de aeróbicos en el parque principal y un acto cultural con danzas, lanzamiento de bombas y palomas. Con esta jornada se busca integrar a la juventud en un programa que va hasta diciembre.

Según el padre Alfonso Salazar Botero, párroco de la iglesia de Santa Ana, lo que debemos hacer es sembrar amor a Dios, sobre todo, amor a sí mismos, sembrar la alegría de vivir y que valoremos los dones que nos ha regalado .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.