El juego del farchavismo

El juego del farchavismo

Con la generosa y tradicional hospitalidad del chavismo, se constituyó en Caracas el Movimiento Continental Bolivariano (MCB). ‘Alfonso Cano’ fue uno de los protagonistas. En un video, el cabecilla de las Farc respaldó la naciente organización y repitió, casi literalmente, los recientes discursos de Hugo Chávez sobre el acuerdo de cooperación militar colombo-estadounidense.

29 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

En palabras de Carlos Casanueva, secretario general del movimiento, se ratificó a ‘Alfonso’ “la presidencia honoraria”, en “respuesta al general Padilla y a todos sus secuaces del gobierno de Colombia”, que pidieron rechazar al grupo terrorista. Según este personaje, son “un frente único de lucha contra el imperio y en solidaridad con la resistencia colombiana”, es decir, con la guerrilla.

¿De dónde proviene esa solidaridad? El MCB es una invención de las Farc.

Nace de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB), un aparato creado por esa agrupación en agosto del 2003. Su fundación se hizo en el marco de la reedición de la ‘Campaña admirable’ y del ‘Campamento bolivariano por nuestra América’, efectuado en el Fuerte Tiuna, nada más, ni nada menos, que uno de los símbolos de la Fuerza Armada Nacional Venezolana y sede del Ministerio de Defensa de ese país.

Los computadores de ‘Raúl Reyes’ contienen información sobre el papel de las Farc y Chávez. En un ‘email’ del 26 de julio del 2003, el guerrillero ‘Iván Márquez’ confirma el apoyo a la ‘Campaña admirable’: “El presidente Chávez... se sumó con entusiasmo a esta iniciativa cuando estuvo en Medellín”, refiriéndose a su participación en el XIV Consejo Presidencial Andino, un mes antes.

En otro correo, igualmente inédito, de fecha 8 de julio del 2003, Márquez registra que PDVSA se comprometió a “financiar la movilización de 1.000 personas desde Maracaibo hasta Caracas”.

Además, que “los cubanos se suman a la jornada en Caracas y participarán en el ‘campamento juvenil bolivariano’ que ha de concluir con la creación de la ‘coordinadora continental bolivariana’ (CCB)”. Todo tenía un fin debidamente calculado por las Farc. Para que “el evento no se salga de lo presupuestado”, deciden enviar a ‘Santrich’, un cuadro guerrillero que se apoyaría en ‘Tino’, Amílcar Figueroa Salazar, diputado chavista, quien le garantizaría su traslado y seguridad. Y, en otro correo, ‘Márquez’ señala: el “plan d es invitar hasta acá a los dirigentes juveniles del continente y constituir desde arriba la coordinadora continental bolivariana que es el objetivo mayor que nos propusimos al desplegar la idea de la campaña”.

Finalmente, le reafirma a ‘Reyes’: “Si todo esto resulta no solamente quedará bien posicionado el movimiento juvenil bolivariano, sino las propias Farc, como generadoras de la iniciativa”.

Luego del evento fundacional, el 13 de agosto, el informe final de actividades indica: “Toda esta gente de la CCB y su ejecutivo sienten un gran aprecio y respeto hacia las Farc. El venezolano secretario general (que lo es por iniciativa nuestra) es muy receptivo a nuestra orientación.

Igualmente los ecuatorianos. Estos junto con guatemaltecos y panameños piden instrucción política militar y cátedra bolivariana”.

La cúpula del MCB debe responder ante la justicia por hacer parte de las Farc. Ese movimiento amenaza no solamente a la democracia colombiana. Quien lea las conclusiones de su reunión de marzo del 2008, en Quito, podrá constatar su decisión de expandir la guerra de guerrillas y el terrorismo por todo el continente.

Muy probablemente, elementos de la Coordinadora y del ahora MCB están vinculados a las acciones violentas realizadas en los últimos meses en Honduras. Finalmente, defender e imponer el socialismo del siglo XXI, mediante la violencia, es uno de sus propósitos. La comunidad internacional debe actuar con rapidez. De lo contrario, la caída de los gobiernos populistas de izquierda en la región podrá venir de la mano de una nueva oleada de terrorismo en Latinoamérica.

* Analista político y de seguridad

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.