Hay que ayudar a pagar tutelas

Hay que ayudar a pagar tutelas

Las personas afiliadas a las EPS de los regímenes contributivo y subsidiado que, por fallos de tutelas o decisiones de comités técnico científicos, reciban medicamentos, insumos y cirugías que no están en el POS, tendrán que ayudar a costearlos, según su capacidad de pago; las condiciones para este cobro aún no se han definido.

28 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

El Gobierno, de otro lado, establecerá precios de referencia para los medicamentos recobrados por las EPS al Fosyga y a los entes territoriales, que este año se aproximan a tres billones de pesos, por encima de los cuales no pagará las cuentas de cobro.

Lo anterior forma parte de las medidas que se adoptarán al amparo de la emergencia social decretada el miércoles, a las cuales se sumará la entrega de recompensas a quienes denuncien actos de corrupción en el sector salud, cuyas finanzas están agobiadas por los billonarios recobros, la desviación de recursos, entre otros males que lo aquejan.

Los anuncios los hizo el ministro de la Protección Social, Diego Palacio, quien dijo que el Fosyga sólo manejará los recursos para el Plan Obligatorio de Salud (POS) de los dos regímenes y los destinados a la atención de víctimas de actos terroristas, al tiempo que se creará una cuenta para todo lo que esté por fuera del POS.

Para atender de manera permanente lo que no esté en el POS, el Gobierno aumentará los impuestos del tabaco, cigarrillo, cerveza, licores y los de juegos de suerte y azar; ese ajuste, dijo, puede generar entre 800.000 millones de pesos y un billón de pesos.

El sistema de salud está a punto de colapsar: Acemi, el gremio de las EPS dice que el año entrante pueden desaparecer nueve de sus asociados; hospitales y clínicas reclaman cerca de dos billones de pesos en mora por servicios prestados y los departamentos aseguran que tienen un déficit en salud cercano a 900.000 millones de pesos. En suma, la iliquidez se apoderó del sistema; esto motivó la declaratoria de emergencia social.

Para poner en ceros al sistema, precisó Palacio, se requieren aproximadamente 2,2 billones de pesos, los cuales resultarán de varias de las medidas que se adopten con el paraguas de la emergencia.

Así, alrededor de 600.000 millones de pesos provendrán de la liquidación de contratos en el régimen subsidiado y que son dineros disponibles que no se han utilizado, lo mismo que entre 500 y 700.000 millones de pesos que están en poder de administradoras de cesantías y pensiones y que han sido girados por la Nación para responder por estas obligaciones de funcionarios públicos vinculados a la salud, más 47.000 millones de pesos que estaban destinados a financiar la ampliación de la salud subsidiada, más 50.000 millones de las reservas de las loterías para pagar premios no reclamados.

A lo anterior se agregan los 800.000 millones de pesos que debe producir, de manera permanente, la reforma tributaria regional.

50 mil millones de pesos saldrán de las reservas de las loterías por premios no reclamados

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.