250 MUJERES VENDEDORAS DE CHONTADURO SE BENEFICIARÁN CON EL NUEVO DISEÑO DEL CARRO Chontomóvil rodará por las calles de Cali

250 MUJERES VENDEDORAS DE CHONTADURO SE BENEFICIARÁN CON EL NUEVO DISEÑO DEL CARRO Chontomóvil rodará por las calles de Cali

20 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

IVÁN NOGUERA Y.

CORRESPONSAL DE EL TIEMPO CALI El chontomóvil será pronto una imagen familiar en las calles de Cali y otras del Valle del Cauca. No se trata de un vehículo operado con algún nuevo combustible ni un modelo automotriz para el 2010.

A su diseñador le tomó más de un año desarrollar un modelo y probarlo, charlas con su beneficiarias, fijar sus condiciones de trabajo. Así desarrolló un prototipo en convenio con las fundaciones Corladesa y Caminos Propuestos.

El chontomóvil es el equipo diseñado para dignificar y mejorar la presentación y las condiciones de trabajo de unas 4.000 vendedoras de chontaduro que ofrecen sus productos en Cali y otros municipios del Valle del Cauca.

“Corladesa trabaja con población vulnerable y desde el 2002 desarrolla proyectos productivos con las comunidades. En Cali, en convenio con Acción Social, buscamos aportar a la calidad de vida de mujeres desplazadas que venden chontaduro y el chontomóvil está en ese objetivo”, dice Omar Alirio Casas, director de dicha corporación.

El chontomóvil fue ideado por Alexánder Pereira, quien desde finales de su carrera como diseñador industrial en la Universidad Nacional de Palmira veía a las vendedoras con sus pesados platones llenos del producto.

“La investigación empezó en el 2008 con las platoneras de Palmira, pero fue en Cali donde el proyecto tuvo eco con Corladesa”, refiere.

Un primer prototipo se hizo en guadua, luego en PVC y se llegó al chontomóvil en acero inoxidable y otros elementos y un peso de unos 30 kilos.

“Ellas son parte iconográfica y cultural del Valle del Cauca, merecen reconocimiento y que se dignifique su labor. El modelo tiene en cuenta aspectos ergonométricos y antropométricos”, dice Pereira.

Erneldy Cuero Bravo, quien llegó a Cali desplazada de las afueras de Buenaventura donde pasó su niñez entre cultivos de chontaduro, destaca las ventajas del chontomóvil.

“Es liviano, de buena presentación, sus ruedas permiten moverlo con facilidad. Permite instalar tres platones y se hace más presentable el trabajo”, dice.

La violencia la sacó del campo, pero esa familiaridad con este producto natural del trópico fue vital para reiniciar su vida y así estableció contacto con centenares de ellas y compartió sus angustias y necesidades.

Esa situación la llevó a crear la fundación Caminos Propuestos, a la que dio vida hace dos años cuando se propuso mejorar las condiciones de quienes, como ella, se dedican a la venta de chontaduro en Cali.

“Somos unas 4.000 y estamos en una primera fase con 250. Del chontomóvil se tiene un pedido de 100 y la meta es tenerlos para la Feria de Cali”, dice.

Otra vendedora, Luz Dary Angulo, oriunda de Tumaco y desde hace doce años vendedora del fruto considerado por muchos como afrodisiaco y de alto valor nutritivo, dice que ya no se verán esos enormes platones en la cabeza sino que podrán vender en este cómodo mueble.

Luz Dary destaca el alto poder nutritivo del chontaduro y la facilidad para hacer mermeladas, jugos y preparar el ‘arrecho’, como se denomina su mezcla con borojó o para crema con pescado “capaz de levantar el ánimo del caído”, dice.

.

Juan Carlos Quintero / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.