Un defensor de la institucionalidad

Un defensor de la institucionalidad

El gran reto de las democracias en formación, como la colombiana, es la construcción y el fortalecimiento de las instituciones, de tal forma que, independientemente de los buenos o malos gobernantes, siempre se avance en el establecimiento de unas reglas legítimas y estables, que todos los ciudadanos respeten y otras naciones admiren, y no se esté bajo el temor de la voluntad del príncipe, en términos de Maquiavelo.

19 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Con este marco de referencia, la columna de Mauricio Vargas ‘La despedida de Gaviria’ (EL TIEMPO, 30/11/09) carece de una visión de la perspectiva histórica acerca de nuestro devenir como Nación. Para no rebatir sus “argumentos” banales y personales, baste mencionar que el principal legado de Gaviria, en su calidad de director del Partido Liberal, ha sido la defensa de las instituciones y de la democracia.

Prueba de ello es que Gaviria mantuvo la cohesión del partido a pesar de que el presidente Uribe intentó arrasar con este, al propiciar, durante sus dos mandatos, la creación de seis nuevos partidos extraídos de su seno y no ha descansado tratando de debilitar la bancada liberal. También cooptó al Partido Conservador y ha intentado despojarlo de su vocación de poder, al extremo de inventarse una estrategia de contención, mediante el apoyo de la candidatura de Andrés Felipe Arias, hasta con recursos del presupuesto, a través de Agro Ingreso Seguro.

Además, en el liberalismo ha liderado la defensa, ante las arremetidas del Gobierno, de la Corte Suprema de Justicia, la cual en el legítimo cumplimiento de sus funciones ha estado adelantando con franca decisión el juzgamiento del paramilitarismo político.

En tercer lugar, Gaviria ha liderado la lucha contra la intención del presidente Uribe de perpetuarse en el poder, al oponerse inequívocamente al referendo reeleccionista, en medio de desequilibrios evidentes entre las ramas del poder público, pues se reformó solo del artículo 197, el cual alteró la estructura constitucional establecida en la Asamblea Nacional Constituyente de 1991, que había establecido períodos presidenciales de cuatro años y no de ocho y menos aún de doce.

El ex presidente Gaviria no ha abandonado la internacionalización de la economía, sino que, por el contrario, la ha dimensionado en el contexto de la globalización, a través del aumento de la capacidad negociadora del país, como lo ha puesto en evidencia en su participación, por ejemplo, en la comisión de ex presidentes nombrada por Naciones Unidas, sobre temas de economía y narcotráfico.

Gaviria ha trabajado por la unidad de la nación y del partido. Un argumento que puede parecer irrelevante, pero que permite la construcción de un país, al no conducirlo a la polarización con enfrentamientos irreconciliables, divisiones o simplemente al desbordamiento institucional, sino mediante la tolerancia y el respeto por las diferencias. Este tipo de política sí permite la consecución de una verdadera paz. En aras de la unidad, hasta ha apoyado a Uribe en controvertidas decisiones de política exterior. Con respecto al partido, ha convocado a las diferentes tendencias para la construcción de un programa de consenso y ahora ha pedido rodear al candidato oficial como su líder, para lo cual presentó su renuncia.

Los verdaderos líderes se diferencian por tener una visión histórica de largo plazo, de grandes ideales, independiente de intereses personalistas y de corto plazo, o de sondeos de opinión e índices de popularidad. Un verdadero líder trasciende la pérdida de popularidad en la lucha por la construcción de propósitos altruistas.

Son pocos los hombres que no sucumben a las grandes pruebas del poder y perduran, en veces solitariamente, en defender esos ideales, como el presidente Gaviria, quien lo demostró cuando se manifestó en contra de la reelección siendo aún presidente en ejercicio.

LOPJUA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.