FORO DEL LECTOR

FORO DEL LECTOR

18 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Que el sol brille para todos.

Señor Director: Sobre su editorial ‘Cada vez más cerca’ (17-11-09), el atraso de Colombia, su pobreza, su desamparo de muchas gentes y la precariedad del campo se deben en mucho a la falta de vías de comunicación. Ojalá la Ruta del Sol sea una realidad en poco tiempo. Y que el sol brille para todos. Que no se olvide el Gobierno de las vías secundarias. Hay muchos pueblos en los que aún no entran carros que no sean de doble tracción, donde los productos agrícolas se pierden; por eso la guerrilla aprovecha para obligar a sembrar coca. ¿Y no se ha pensado en incrementar el transporte fluvial? Wilson Patarroyo Puerta * * * * Señor Director: El sistemático desequilibrio en la adjudicación de vías en la Costa Caribe con relación al interior del país, obliga a ser suspicaces en la declaratoria desierta del tramo 3 de la Ruta del Sol, que corresponde a los ramales en territorio caribe. De manera extraña, el diseño de la licitación para esa porción de vía no fue atractivo para los oferentes. La mal llamada Ruta del Sol sigue siendo una de tantas promesas aplazadas para la Costa Caribe, donde más brilla el astro rey.

Ricardo Buitrago Consuegra Barranquilla * * * * Señor Director: La adjudicación para construir la doble calzada de la Ruta del Sol puede tener buenos augurios, pero hay que recordar que los contratos con la Nación han estado impregnados por el clientelismo y la politiquería, que convierte las obras en botines electorales para impulsar campañas. Si se quiere tener en Colombia verdaderas autopistas con más de mil kilómetros, hay que sacar los apetitos e intereses políticos particulares de cualquier proyecto de infraestructura. De lo contrario, no se verán obras, porque la corrupción seguirá haciendo de las suyas.

Ariel Peña * * * * Señor Director: El proyecto que está actualmente en desarrollo en Venezuela tiende a dotar a ese país de 13.000 kilómetros de vías férreas antes del 2030. Están en construcción allá varios tramos, con promedio de 250 kilómetros de longitud.

Y nosotros, continuaremos en el subdesarrollo, incapaces de competir y de vender nuestros productos, porque a los costos de operación de las tractomulas y a la altísima ineficiencia de ese medio de transporte, una res criada en los Llanos no podrá exportarse. Así que no podemos seguir olvidándonos de los trenes.

Jaime Zambrano .

‘Cano’, como ‘Tirofijo’ Señor Director: Yo había pensado que ‘Tirofijo’ no había sino uno, bruto y criminal. Que al morir, quien lo reemplazara liberaría a los secuestrados y buscaría la paz que Colombia tanto necesita. ¡Pero, qué desilusión! Su reemplazo, ‘Alfonso Cano’, aunque menos ignorante, es todavía más bruto. ¿Qué placer es ese de ver soldados o niños mutilados o muertos, como resultado de las minas? ¿Y qué saca con seguir reteniendo a los secuestrados que aún quedan? ¿Estará dispuesto, al igual que ‘Tirofijo’, a pudrirse en la selva los 30 o 40 años que le queden de vida? Roberto Rojas G.

Defiendan a los animales Señor Director: Por favor, señores congresistas, aprueben las leyes contra el maltrato animal. No olvidemos que los animales sienten y razonan, que se deprimen, enloquecen, sufren, como lo expresa el editorial (17-12-09). Les estarán haciendo la vida más llevadera. También a muchos seres humanos que sufrimos y lloramos viendo cómo se maltratan animales en este país, y no hay nada que hacer.

Juan Pablo Forero Diciembre sin armas Señor Director: El vicepresidente Francisco Santos propuso el desarme de civiles en Colombia. Cuando tantos irresponsables alicorados ocasionan irreversibles tragedias por utilizar un arma, muchas veces con salvoconducto, los alcaldes les deben hacer ese regalo a los colombianos. Deben prohibir el porte de armas de fuego y de las mal llamadas “blancas”. Esto servirá como “laboratorio” para comparar las estadísticas de homicidios.

Jorge Arbeláez Manrique.

La inseguridad es real Señor Director: No es simple percepción de inseguridad la que agobia a la comunidad en general, es una realidad palpable, viviente y absurdamente in crescendo en la gran mayoría de ciudades colombianas. Es imperioso que las autoridades departamentales y municipales, en conjunto con las nacionales, diseñen políticas policivas de prevención y, ante todo, de socialización, acompañadas de grandes iniciativas que busquen mejorar la calidad de vida de toda la comunidad.

Rubén Darío Bravo Rondón * * * * Señor Director: La inseguridad es real y crece. A mi hija la atracaron en la puerta de una buseta y le robaron el celular. A mí hace quince días, en el centro, cuchillo en mano, tres tipos me atracaron y me quitaron lo poco que llevaba.

A un vecino le hicieron el famoso ‘fleteo’ para quitarle 2’500.000 pesos.

Con quien uno hable conoce alguna víctima de la inseguridad. ¿Quién nos defiende? Yo creo que hay muchos desmovilizados atracando. Se habla también de que las mafias han zonificado las ciudades. Por favor, lo que falta es policía. Son insuficientes. Que nos cobren impuestos, pero que nos protejan.

Es un derecho ciudadano.

Julio E. Tamayo V

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.