Golpes y pellizcos desde que son bebés

Golpes y pellizcos desde que son bebés

En agosto pasado, Tomás y Andrea, de 7 y 9 años, dos niños de estrato 4, pasaron a protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), pues en casa no podían garantizarles un ambiente sano para crecer.

17 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

La niña mostraba signos claros de ansiedad y depresión, mientras que su hermanito había perdido el control de esfínteres y tenía problemas de atención, según los sicólogos que los atendieron.

El dictamen: abuso físico y emocional sobre ellos.

“En el colegio me decían que Andrea vivía con dolor de cabeza y que lloraba por todo y que el niño tenía el autoestima por el piso…Me preguntaron qué les pasaba”, narra Gerardo, el padre de los niños, quien no vivía con ellos.

Él, –dice– cansado del maltrato emocional y físico de la madre hacia sus hijos, que se agudizó tras la ruptura de su relación con ella, decidió buscar ayuda profesional.

“Les pegaba con chancletas, les daba patadas, les decía groserías… En una ocasión, cuando todos estábamos presentes, ella amenazó con cortarse las venas”, cuenta.

Después de la valoración hecha por diferentes expertos, entre ellos especialistas de un hospital de Bogotá, donde los menores recibieron atención médica, Bienestar Familiar intervino y decidió retirarlos de su hogar.

Gerardo pidió la custodia temporal de los pequeños pero se la dieron a su hermano, quien actualmente los cuida, pues los niños no querían estar con su padre. “Esto es porque la mamá los manipula y les vendió una imagen mía que no es”, asegura.

El maltrato infantil está generalizado en todas las edades y estratos. La agresión física, la sicológica y la negligencia son sus formas más frecuentes, según el ICBF. La primera va desde pellizcos, palmadas y patadas, hasta quemaduras y fracturas.

“Estamos viendo pequeños maltratados desde los primeros días de vida. De 180 cupos que tenemos en un centro de recepción de niños, 40 son para bebés y permanecen llenos”, afirma Leyla Benavides Garzón, abogada especialista en derecho de familia y administrativo, de la Secretaría de Integración Social de Bogotá.

Desidia, pañalitis, desnutrición y piojos los afectan.

Según Bienestar Familiar, durante el 2008, las regiones que reportaron mayores denuncias de maltrato fueron Bogotá, Valle, Cundinamarca, Antioquia y Atlántico

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.