Murcia, a pagar 30 años de prisión por captación y lavado de activos

Murcia, a pagar 30 años de prisión por captación y lavado de activos

En una decisión ejemplarizante, David Murcia Guzmán, el cerebro de DMG, fue condenado ayer a 30 años y ocho meses de cárcel por los delitos de lavado de activos y captación masiva e ilegal de dinero.

17 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

En la audiencia, que duró casi 10 horas, el juez cuarto especializado, José Reyes, señaló que Murcia era consciente de la ilegalidad de su negocio.

“(Murcia) dispuso de sus destrezas e inteligencia para poner en marcha los comportamientos hoy juzgados”, dijo Reyes.

Y luego añadió: “Así haya contratado a los mejores abogados él tenía claro que lo que hacía era ilícito y que se trataba de captación masiva realizada con 26 oficinas a lo largo y ancho del país”.

También señaló que su firma y la recolección de dinero, casi cuatro billones de pesos, desequilibró a la economía del país. “El delito fue grave en extremo. Es mucho el dinero captado y otro de origen ilícito que desbocaron una estela de daño en el orden económico”, dijo el juez.

Además, que dentro de una “embriaguez de riqueza”, inició una carrera desenfrenada de actos delictivos y se rebeló contra el poder del Estado.

“Apenas se le prohibió, creó el holding DMG, y con Margarita Pabón (socia que esta privada de la libertad) afinaron la estrategia de conformar sociedades de papel”, añadió.

Nueve horas duró el recuento de las pruebas en los juzgados especializados que llevaron a la condena de Murcia.

Entre ellas: 180 llamadas clave de un total de 150 mil que las autoridades acumularon para demostrar las millonarias sumas de dinero que se movieron en DMG, muchas de las cuales se transportaron en caletas y que, incluso, tenían presuntamente políticos, varios de los cuales están hoy en el ojo del huracán por este caso.

Como lo describió ayer el juez José Reyes, fue “una danza de millones” que nunca estuvo acorde con el objetivo social de DMG, firma creada por un ex camarógrafo que vendía productos naturales, con 100 millones de pesos, y que al cabo de seis meses ya tenía en registros más de 2.260 millones de pesos cuando su patrimonio no sobrepasaba de los 60 millones de pesos.

El juez en su fallo ordenó investigar, penal y disciplinariamente, al abogado Abelardo de la Espriella, por supuestamente haber recibido dinero para mover leyes en el Congreso de la República.

Ayer, mientras avanzaba la audiencia, el Gobierno negó un recurso de reposición que pretendía frenar la extradición de Murcia a E.U

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.