Lecciones de la gran pantalla

Lecciones de la gran pantalla

La confusión es fácil. Para cualquier persona enterada de la cultura pop y rock, David Gilmour no es otro que el guitarrista de Pink Floyd, pero el autor del libro Cineclub es solo un homónimo canadiense del músico inglés.

12 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

El Gilmour escritor es un crítico de cine y de arte, nacido en Ontario, en 1949. Formó parte del equipo directivo del Festival de Toronto y fue crítico de cine del canal de televisión CBC. Saltó a la fama en su país por la serie de programas Gilmour on the Arts, con entrevistas sobre arte.

Pero no sabríamos mucho de él, de no ser por su Cineclub, un texto híbrido, que puede ser testimonial, de autoayuda, novelístico, subversivo o iconoclasta. El libro es el resultado de una experiencia personal.

Un día, Gilmour encontró que su hijo adolescente no quería ir al colegio.

Sus resultados académicos amenazaban con un desastre. Gilmour, de costumbres levemente neohippies, le propuso no volver con la única condición de que tendrían que ver tres películas a la semana. Él las seleccionaría y esa sería la única herramienta académica. Al terminar cada proyección, ambos discutirían al respecto.

Los títulos incluyen Pulp Fiction, El padrino, Miami Vice, Por un puñado de dólares, Annie Hall, Pretty Woman y El resplandor, entre muchas, muchísimas otras. Cine de todas las clases, cine arte, drama, comedia, experimental, género negro; películas, buenas, malas y malísimas como Showgirls, por ejemplo.

Gilmour huye del tono académico que suelen usar sus colegas; el principio de la tolerancia se impone y, poco a poco, su hijo va encontrando el rumbo. Con el correr de las páginas, Cineclub se vuelve un libro que todo padre debería tener al lado de la mesa, o bien para entender mejor a sus hijos, o para no sentirse culpable por haberse dormido en una cinta de Woody Allen, o simplemente para una noche de insomnio. Un libro comodín, una lección de vida desde la pantalla grande. Su autor no propone un método alternativo ni tampoco quiere hacer un alegato contra la educación formal, no hay que alarmarse, solo quiere contar una historia.

Cineclub David Gilmour Random House

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.