MAL ESTADO ESTRUCTURAL DE LA PLAZA DE TOROS OBLIGÓ A TOMAR UNA DECISIÓN Cartagena se queda sin sus toros

MAL ESTADO ESTRUCTURAL DE LA PLAZA DE TOROS OBLIGÓ A TOMAR UNA DECISIÓN Cartagena se queda sin sus toros

12 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

JORGE QUINTERO REDACTOR DE EL TIEMPO CARTAGENA A los toros de las ganaderías Achury Viejo y Vista Hermosa, que esperaba torear los matadores Sebastián Castella, Juan Rafael Restrepo y Juan Antonio Ruiz,‘Espartaco’, en la temporada taurina de Cartagena 2010, la vida les dio otra oportunidad de vivir.

Por lo menos no morirán en la arena de la plaza de toros de Cartagena los próximos 2 y 3 de enero como estaba anunciado en afiches porque, por el mal estado de la plaza, la feria taurina de la heroica se canceló.

Así lo definió la Alcaldía luego de una reunión con el secretario de Infraestructura, Antonio Flórez; el organizador de la feria, el torero Hernán Ruiz ‘El Gino’ y varios ingenieros consultores que determinaron que la plaza no está apta para el evento.

La corona de la plaza, que fue reforzada hace nueve años con una millonaria inversión (cerca de 5.000 millones de pesos) “está podrida, en desuso y comida por el óxido porque nunca se le hizo mantenimiento”, dijo a EL TIEMPO el ingeniero Jorge Rocha, quién diseñó la estructura.

Para él no hay duda que las abrazaderas de hierro que unen a la estructura con la plaza están deterioradas, algunas rotas y que varias láminas del techo están podridas. Dice que es un proceso de corrosión normal en la Costa cuando a algo no se le hace mantenimiento y que no tiene nada que ver con la calidad del trabajo que él hizo.

“Yo denuncié eso y pedí que se revisara el estado actual porque, de este modo, yo salvo responsabilidad antes de que ocurra algún accidente si es que hacen la feria”, dijo Rocha a EL TIEMPO. Según Rocha el arreglo definitivo de la plaza podría costar hasta 2.000 millones de pesos.

Los que no salvaron su responsabilidad fueron los directivos del Instituto de Deportes y Recreación (Ider), que administran la plaza y que entregaron, hace dos meses, un contrato a los empresarios de la feria donde consta que la plaza está disponible y perfecto estado para la feria taurina.

“Ellos se dedicaron a explotar la plaza, a sacarle el jugo en conciertos y eventos cristianos pero nunca le metieron un peso”, dijo un contratista a EL TIEMPO.

Pérdidas millonarias De cualquier modo feria no habrá, con los costos que este implica para empresarios, toreros y patrocinadores.

Se estima que buena parte de los 600 millones de pesos que costaba la feria, ya habían sido comprometidos en anticipos para toreros, toros, logística y publicidad, entre otros.

Las pérdidas, que hasta ayer no habían sido cuantificadas, las asumirá el torero Hernán Ruiz, ‘El Gino’, empresario de la feria, quién corría hasta ayer de reunión en reunión para salvarla.

Ruiz, dijo que no demandará: “demandar sería dar la estocada final a la feria taurina de Cartagena y eso no es lo que queremos”, agregó.

El Ider, que no se pronunció, tendrá que explicarle al distrito, qué pasó con los dineros que deja la plaza y qué hizo con el rubro que tiene para el mantenimiento de la misma.

Archivo/EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.