GALEANO VOLVIÓ EL HUMILDE DEL GOL

GALEANO VOLVIÓ EL HUMILDE DEL GOL

La sonrisa del goleador, aquel acto pasajero pero profundo, la ofrenda religiosa que le hace un héroe a la tribuna en este rito del fútbol, renació en Juan Jairo Galeano. La del paisa siempre fue especial. Ingenua, juvenil, llena de sentimiento y expresión humilde porque es un hombre cuyo único pecado fue nacer en una tierra donde el puesto de los goleadores siempre estuvo escriturado para los extranjeros.

07 de marzo 1991 , 12:00 a.m.

Galeano, de 27 años, es sinónino de trabajo y sacrificio, que ha salido airoso de batallas anímicas por sus frecuentes lesiones y que incluso ha sostenido luchas de escritorio. El, como ninguno, cree en sus virtudes y alguna vez para sustentar esas capacidades firmó un contrato en el que los pesos afloraban necesariamente con sus gritos de gol.

Hasta en su alborada futbolística expuso sus convicciones y personalidad cuando en las primeras entrevistas acotaba que el J. J. no era por el tradicional John Jairo, sino por el orgulloso Juan Jairo.

Por eso, aquel cabezazo certero y cruzado, dejando a contrapié al arquero Nikolac, del Sport Marítimo, fue celebrado con el alma por Atlético Nacional, por sus compañeros, por todo un país. Porque significaba el 2-1 que colocaba a los verdolagas al frente y porque en el fondo era la recompensa para un futbolista que jamás claudicó.

Y resucitó como los grandes. En el momento preciso, con dos goles que exterminaron 3-1 al Marítimo y la galopante angustia de un Nacional que no encontraba los caminos de la jerarquía. Además, sin el halo de bronca al que de pronto tenía derecho por la lista de detractores que se ganó en los últimos años.

Y tal como a Galeano, al Atlético Nacional hay que esperarlo porque vive el lógico período de un equipo que desde su conquista de la Copa Libertadores de América en 1989, ha sufrido un lento proceso de renovación...

Su producción futbolística recuerda mucho los famosos picos de la economía: del bajón desesperante, a la claridad y contundencia del complemento para aniquilar a un crecido Sport Marítimo por 3-1.

Entonces, a primera vista, Nacional entrega una idea de confusión total, de pérdida de objetivos y filosofías, de anarquía táctica, casi que renegando del ideal lujoso y exquisito de recientes épocas.

De hecho, la base fundamental de los verdolagas, su defensa, está resquebrajada: tres de sus exponentes emigraron a otros clubes. Leonel Alvarez a España, Gildardo Gómez y Luis Carlos Perea al Medellín, mientras que Ricardo Pérez volvió a sus andanzas viejas de la indisciplina.

Entonces, en esta etapa de aceitada del motor, es cuando se notan profundas fisuras en la comprensión que deben tener Geovanni Cassiani y Andrés Escobar, con el arquero René Higuita que en determinados momentos pudieron echar por la borda una fiesta.

Y de la mitad hacia adelante, Hernán Darío Gómez no ha podido estabilizar una línea regular por las reiteradas lesiones y expulsiones, por lo que aún se recuerdan las ejecutorias de atacantes como John Jairo Tréllez y Albeiro Usuriaga.

Claro, por esas mismas alternativas que emergen sobre la carrera, vuelve la polémica sobre las bondades del esquema. Porque cada vez que Nacional utilizó a tres delanteros, por la necesidad de voltear marcadores, los resultados generalmente fueron exitosos.

La réplica de Gómez no se hace esperar: Había que arriesgar y logramos los goles. Pero en el segundo tiempo nos llegaron más veces que en el segundo porque nos descubrimos atrás .

La controversia de siempre. Pero lo importante fue la resurrección de un goleador y una victoria que coloca a Nacional nuevamente en la pelea por el primer lugar del grupo 5 de la Copa Libertadores. POSICIONES Equipos J G E P GF GC Ps. América 3 2 1 0 4 1 5 Nacional 2 1 0 1 3 3 2 Táchira 2 0 2 0 1 1 2 Marítimo 3 0 1 2 1 4 1 Próximo partido Táchira Vs. Nacional en San Cristóbal, el viernes.

Goleadores Con dos Anthony De Avila (América) y Juan Jairo Galeano (Nacional).

Con uno Sergio Angulo y Jorge Da Silva (América), Mauricio Serna (Nacional), Oscar Galeano (Táchira) y Món López (Marítimo).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.