Secciones
Síguenos en:
SENDERO LUMINOSO VIVE DE LA COCA

SENDERO LUMINOSO VIVE DE LA COCA

La banda maoísta Sendero Luminoso vive del negocio de la cocaína en la selva central de Perú y protege a los narcotraficantes a cambio de dinero, en opinión del experto peruano en esta materia, Luis Guillermo Novoa. En un amplio informe publicado ayer por el diario Expreso de Lima, Novoa afirma que mientras el Estado peruano no ofrece nada a los productores de coca para mantener o mejorar sus ingresos, Sendero Luminoso les regenta el negocio de la cocaína eficientemente .

Sendero les ofreció algo concreto: industrializar ellos mismos la coca para multiplicar su valor agregado y sus ingresos en una asociación capitalista en la que los senderistas ganan mucho más de los 30 millones de dólares que se cree , afirmó.

De acuerdo con los datos aportados por Novoa, los campesinos cocaleros producen ahora pasta básica de cocaína y los colombianos solo llegan en sus aviones y se la llevan para transformarla en su país en cocaína pura .

Los cultivos de coca ocupan hoy unas 300.000 hectáreas en diversas regiones de Perú de las que 230.000 están en la selva central, que comprende las zonas del Alto Huallaga, Huallaga Central, Aguaytía, Satipo y las proximidades de los ríos Ene y Perené, precisa.

Los sembrados de coca aumentan todos los días, en opinión de Novoa, por falta de alternativas para los agricultores, por la corrupción de las autoridades civiles y militares y por la presencia de la banda maoísta que los promueve.

La producción de droga en la selva peruana ha aumentado tanto que solo del aeropuerto de la ciudad selvática de Tingo María en el departamento de Huánuco parten todos los días aviones que llevan casi 500.000 dólares a los bancos de Lima.

Además, hay vuelos diarios desde otros cinco poblados, con lo que en total cada día entran legalmente en los bancos de Lima unos dos millones de dólares procedentes del narcotráfico que equivalen a 700 millones al año, sin contar el dinero que viaja ilegalmente por tierra llevado por cientos de viajeros, explicó Novoa.

Sin embargo agregó la ganancia de los campesinos peruanos es poca porque el promedio de tierra cultivada por cada familia es de 15 hectáreas de coca en las que producen 3.000 kilos de hoja.

Con esa cantidad de hoja, se pueden procesar 30 kilos de pasta básica de cocaína, que representan unos 10.875 dólares netos al año , explicó. De ese total, hay que descontar las partes que cada familia tiene que pagar a Sendero Luminoso, a los jueces, policías, a otros funcionarios del Gobierno y a las compañías de aviación .

Para Novoa, la erradicación forzosa de la coca ha fracasado rotundamente , aunque la lucha contra ella tuvo éxito cuando la Fuerza Aérea de Perú tomó el control de los aeropuertos y del espacio aéreo de la selva central en mayo de 1992.

Novoa dijo que la intervención de la Fuerza Aérea dio resultados espectaculares y eliminó los vuelos diurnos de los narcotraficantes, pero advirtió que las mafias han cambiado de estrategia y vuelan ahora de noche.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.