INDIGNACIÓN POR ASESINATO DE INDÍGENAS DESAPARECIDOS

INDIGNACIÓN POR ASESINATO DE INDÍGENAS DESAPARECIDOS

Con signos de tortura y en avanzado estado de descomposición fueron hallados el jueves los cadáveres de Luis Napoleón Torres, Hugues Chaparro y Angel María Torres, indígenas arhuacos que habían desaparecido desde el 28 de noviembre cuando se dirigían a Bogotá. Según la denuncia formulada ante las autoridades de Valledupar por Vicente Villafañe, líder arhuaco, los tres indígenas tomaron un bus con destino a Bogotá el pasado 28 de noviembre. Sin embargo, en una parada que el vehículo hizo en el estadero Inturco, dos kilómetros antes de Curumaní (Cesar), cuatro hombres armados los obligaron a subir a la camioneta Toyota de color blanco. Desde entonces no se supo de su paradero.

15 de diciembre 1990 , 12:00 a.m.

El cuerpo de Luis Napoleón Torres fue encontrado en el corregimiento de Loma Linda, municipio de Bosconia (Cesar); el de Angel María Torres entre el corregimiento de Cuatro Vientos y el municipio de El Paso, y el de Hugues Chaparro, en Pueblo Nuevo, El Difícil (Magdalena).

Las identidades de Luis Torres y Hugues Chaparro, quienes habían sido sepultados como NN en el cementerio de Bosconia, fueron confirmadas por Gentil Cruz y Bienvenido Arroyo, comisionados por la comunidad arhuaca para asistir a la exhumación de los cadáveres el jueves en la noche.

El cuerpo de Torres presentaba dos disparos en la cabeza; Chaparro tenía el cráneo destrozado y hematomas en todo el cuerpo, al igual que Angel María, quien, además, recibió varios tiros.

Más de 600 miembros de las comunidades de los Arhuacos, Kogis, y Arzarios, que se encuentran hacinados en la Casa Indígena de Valledupar desde el martes, rechazaron con indignación el triple crimen y anunciaron una serie de protestas. Se cre que los cadáveres de sus compañeros serán sepultados hoy en el Cementerio Sagrado de los Arhuacos, en la Sierra Nevada.

Mientras tanto, es esperada una comisión de la Presidencia de la República, encabezada por el asesor de los Derechos Humanos, Rafael Pardo Rueda, y el delegado de la Procuraduría General de la Nación, Jaime Córdoba Triviño, quienes dirigirán las investigaciones.

Los nativos, ecabezados por Vicente Villafañe, se reunieron con el procurador regional del Cesar, Germán Navarro, y la personera, Dina Aponte. Villafañe duró cinco días retenido en el Batallón La Popa, de Valledupar, a donde fue llevado el mismo día en que desaparecieron sus compañeros.

Los representantes de los movimientos políticos liberales, conservadores y el Movimiento 19 de Abril (M-19) también se mostraron indignados por los asesinatos y solicitaron a las autoridades acelerar las investigaciones para que estos crímenes no queden en la impunidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.