POLIDEPORTIVO, OTRO ELEFANTE

POLIDEPORTIVO, OTRO ELEFANTE

El polideportivo del barrio Magdalena, una obra en la que se han invertido unos 60 millones de pesos, está a punto de convertirse en otro de los elefantes blancos de Sogamoso, como ya lo son -entre otros- la Casa Campesina, el nuevo matadero regional y la ciclovía.

16 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Antiguos dirigentes comunales y algunos de los actuales ven con preocupación el estado en que hace dos años quedó este proyecto, el que con una participación económica de la administración municipal permitirá la recreación de la población infantil y juvenil del barrio Magdalena que carecen de escenarios para ello.

A pesar de lo inconcluso del polideportivo, la junta comunal lo presta los sábados y domingos para que los amantes del baloncesto se recreen. Hay algunos fanáticos que desean jugar otros días de la semana y penetran a la brava rompiendo ventanas o saltando paredes.

Esta construcción se inició por iniciativa del entonces concejal Jorge Hernando Pedraza Gutiérrez que quiso dejar una obra importante para la comunidad del barrio Magdalena. El primer aporte que recibió la idea fue de un millón de pesos, asignado por el diputado Adolfo Figueroa Avella. Los planes iniciales del proyecto no los aceptó la comunidad y a Figueroa Avella, como alcalde, le correspondió reformarlos. Pedraza Gutiérrez logró, como diputado y concejal, la aprobación de partidas por 40 millones de pesos, a las cuales se sumaron dos millones asignados por el concejal Rafael Acevedo. El concejal Tito Alfonso Pérez logró la aprobación de un auxilio por 15 millones, que en su momento la administración municipal no ejecutó.

Los tableros de baloncesto, identificados con los nombres de Jaime Fernando Vargas-Concejo 328 y Yuri Chillán-Asamblea 122, fueron regalados por el ingeniero Jairo Reyna Niño antes de las elecciones del 30 de octubre pasado. Este mismo industrial prometió, de acuerdo a los resultados electorales, obsequiar el hierro y las cerchas necesarias para cubrir ese escenario deportivo.

El polideportivo, que sigue inconcluso, está diseñado para ofrecer, en su primera planta, la cancha de baloncesto con sus baterías de baños y camerinos. En el segundo piso, áreas para mesas de billar, tenis y juegos infantiles y oficinas de administración del escenario.

Trabajo comunal Abel Castro González, Luis Espejo, Jorge López Malaver, José Orlando Flórez integraron, junto con Reinaldo Chaparro Torres, los cuadros directivos que hicieron de la junta comunal del barrio Magdalena modelo en el departamento de Boyacá. Ellos, al lado del actual vicepresidente de la acción comunal del mismo sector, Víctor Manuel Torres Leal, elevan hoy su voz para que los gobiernos nacional, departamental y municipal les ayuden a terminar este escenario deportivo.

El movimiento comunal nació en este barrio por allá en 1962, a raíz de una protesta cívica que dirigieron, entre otros, Enrique Páramo Barragán, Paz de Agudelo, Luis Espejo y Ramón Moreno Pérez, a raíz del mal estado de las vías de acceso a las primeras casas que por la época construía el Instituto de Crédito Territorial. Ese comité pasó posteriormente a organizar la junta comunal de la cual fue su primer presidente Ramón Moreno Pérez.

A través del trabajo de los viejos líderes de la comunidad, el barrio cuenta con múltiples servicios, como el salón social y de capacitación -que inicialmente fue un comedor infantil y cuya construcción se hizo en una de las alcaldías de Jalil Yunis y un auxilio de 100 mil dejado por el senador Alvaro González Santana-; el parque infantil, que nació en una de las presidencias de Abel Castro González, centro de recreación que hoy tiene en los vecinos Milton Guzmán y Luis Rincón a sus celadores y protectores ad-hoc; casa comunal, que antes sirvió de sede a Unisur y desde el pasado 19 de abril alberga a la Inspección Quinta Municipal de Policía, a cargo de la abogada Fabiola Pérez Naranjo. Cuenta, también, con otro salón comunal, construido por gestiones realizadas en la gobernación de Jorge Perico Cárdenas. En instalaciones que construyó la acción comunal, el barrio tiene en servicio un puesto de salud y un hogar de bienestar infantil.

Por el trabajo realizado por la acción comunal, el barrio Magdalena merece que se le premie con la terminación de su polideportivo, que es el gran anhelo y la gran necesidad de sus juventudes, dijo Abel Castro González.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.