DE LA GLORIA AL OLVIDO

DE LA GLORIA AL OLVIDO

En la década del setenta, la práctica del tenis de campo en Tunja vivió su época de oro, gracias a personas como Edmundo Cortés Garay, profesor de tenis de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

23 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Las cuatro canchas que siempre ha tenido el centro de educación superior fueron testigas, en esa época, del nacimiento deportistas como Martha Sánchez, Stella Quevedo Burbujita , Myriam González y Gloria Lía Hernández; en la rama masculina sobresalieron, Eduardo Lozano, Andrés Bello y los hermanos Enrique, Jaime y Roberto Camargo.

Estas personas dejaron huella en la historia del deporte universitario, en una disciplina que en la actualidad se halla en decadencia, según lo afirman los escasos practicantes contemporáneos.

Opinan los que quedan Sin desconocer algunas promesas de este deporte como los hermanos Carlos y Roberto Camargo, en la actualidad Tunja poseé adecuados escenarios para ejercer el deporte blanco, pero vieven vacíos la mayor parte del tiempo. Esta situación obedece a factores como la poca o casi nulo apoyo por parte de las autoridades deportivas.

Edgar Higuera Sanabria es un médico que le ha sido fiel a su raqueta y siempre se le ve practicando en una de las tres chanchas del Club de Tenis Ciudad de Tunja, aledañas a la Villa Olímpica de Tunja.

Higuera conoce los problemas que impiden el despegue del tenis de campo en esta ciudad. Explicó que hace tres años se intentó fortalecer esta actividad, pero que los gastos que demandaban contratar los instructores, que venían desde Bogotá, fueron superiores a los escasos aportes de algunos aficionados.

El tenis de campo es un deporte que se puede practicar desde la infancia hasta después de los setenta años. Pero, infortunadamente, la gente no descubre la importancia de la práctica de esta hermosa disciplina .

Recordó que las instituciones no destinaban los recursos suficientes, y que tampoco despertaban en el niño el deseo por jugar al tenis, actividad que lo aparta de adquirir malos vicios, especialmente en la adolescencia que es una época crítica en el desarrollo del ser humano.

Fernado Sánchez Huertas es otro de los profesionales de la medicina que creen en las bondades del tenis de campo, por eso lo práctica desde hace más de 20 años, al igual que lo ha hecho su familia, como su hermana Martha, campeona departamental en l980.

Al referirse sobre la escasa afición al tenis, en la capital boyacense, manifestó: Los pocos tenistas que han sobresalido, se han hecho fuera de Boyacá. En la actualidad solo hay tenistas a nivel recrativo y los practicantes somos mayores de treinta años .

En este momento, Tunja tiene una cancha en la Licorera de Boyacá, otra en la Electrificadora de Boyacá, una más en el Club del Comercio, cuatro en la Universidad Pedagógica, tres de Coldeportes Boyacá y una en el Batallón, pero sus habitantes, +porqué se resisten a irrumpir en el fascinante mundo del deporte blanco?.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.