El gasto público ayudó a la economía

El gasto público ayudó a la economía

La economía colombiana la está pasando menos mal de lo que se creía cuando estalló la crisis mundial hace un año.

25 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

El Dane reveló ayer que el PIB del segundo trimestre del 2009 cayó 0,5 por ciento comparado con el mismo periodo del año pasado, pero si se confronta con el del primer trimestre, muestra un crecimiento del 0,7 por ciento.

Las cifras no solamente muestran un descenso más moderado, sino que reflejan una recuperación. Es más, gremios, analistas, académicos y el Gobierno son optimistas en torno al comportamiento de la economía en la segunda mitad del 2009.

En realidad, el dato revelado por el Dane dejó un aire de satisfacción en casi todos los sectores, aunque algunos creen que persisten nubarrones.

Las cifras dejan en claro que la crisis tocó fondo, aunque la actividad productiva completó tres trimestres seguidos con números en negativo.

El presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, dice que esta no es una buena noticia, aunque reconoce que la cifra del segundo trimestre es menos mala de lo que se había anticipado hace unos meses.

Considera que eso es una muestra de que la economía ya tocó fondo y podría estar en proceso de recuperación que lleve a que al final del año haya datos positivos.

LO DESTACABLE El hecho más representativo del resultado revelado ayer es el efecto positivo que están cumpliendo las obras públicas, dentro del ‘plan anticíclico’. Este subsector creció 40,5 por ciento frente a una variación negativa del 14,8 por ciento en el segundo trimestre del 2008.

“Si no hubiera sido por eso ya se nos habría explotado uno de los salvavidas de la economía: la construcción. Esto porque el componente privado de esta actividad que son las edificaciones cayó 9,9 por ciento. Hay que darle el crédito al gasto público porque si bien no ha sido una política contracíclica sí sirve de salvavidas”, dijo el investigador de Fedesarrollo, Mauricio Reina.

De la misma manera, hay que resaltar el repunte de la construcción. En su conjunto, creció 16,8 por ciento en el trimestre abril-junio, liderando así los rubros que le aportaron positivamente a la economía.

El otro sector que le dio oxígeno al PIB fue el de minería cuyo crecimiento anual trimestral fue de 10,2 por ciento.

El subsector de intermediación financiera registró un crecimiento anual de 6,9 por ciento, este fue menos dinámico que en los trimestres anteriores. Si bien, la solidez de la banca permitió que la economía colombiana no fuera tan golpeada como otras, los resultados del segundo trimestre contra el primero evidencian una desaceleración, pues tuvo una caída de 1,5 por ciento.

NO REACCIONAN Los sectores que definitivamente no levantan cabeza son la industria y el comercio, los que caen 10,2 por ciento y 3,9 por ciento frente a igual trimestre del año pasado.

Esto preocupa porque, además del sector de la construcción, son esos dos los que tienen capacidad de jalonar empleo. A julio la tasa de desempleo era del 12,6 por ciento, según el Dane.

El director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, Eduardo Sarmiento, advirtió precisamente que los resultados de las diferentes ramas de las economía llevan a concluir que indiscutiblemente el empleo seguirá afectado.

“Caen la industria, el comercio y el sector agropecuario, que tienen capacidad de arrastrar mano de obra”, señaló el experto.

Pero hay otro aspecto que dejaron claro las cifras reveladas ayer por el Dane: esta vez, los pronósticos de la mayoría de los analistas fueron exactos. Buena parte de ellos había previsto una caída del 0,5 por ciento.

Ese era el promedio nacional.

-7,3 por ciento fue la caída de la inversión durante el segundo trimestre del presente año, según el Dane.

-0,4 por ciento es el nuevo dato del PIB del primer trimestre, luego de la revisión hecha por el Dane.

Inversión sigue en descenso.

Uno de los componentes que le venía aportando positivamente a la economía era el de la inversión, que había registrado crecimientos positivos, aunque en desaceleración, hasta el cuarto trimestre del año pasado. Pasó al lado negativo en los tres primeros meses de este año con una cifra de -1,3 por ciento, pero para el segundo trimestre sorprendió porque acentuó la caída y alcanzó el -7,3 por ciento. Sin em- bargo, para el Citigroup este componente crecerá nuevamente hacia el final del presente año, que es en el que todos los analistas en general tienen puestas sus expectativas.

Los empresarios se tienen confianza para el segundo semestre.

Como lo hace cada tres meses al dar a conocer la cifra del PIB, el Dane revisó los datos de los anteriores trimestres, lo que hizo cambiar varias cosas. Para empezar, la economía en todo el 2008 creció 2,4 por ciento y no 2,5 por ciento como se había dicho inicialmente. El último trimestre del año pasado no cayó 1 por ciento, sino que el descenso fue de 1,1 por ciento; y el primero de este año no disminuyó 0,6 por ciento, sino 0,4 por ciento.

El primer trimestre del 2009 comparado con el último del año pasado ya no cae al 0,2 por ciento, sino por el contrario pasa al terreno positivo con un crecimiento del 0,3 por ciento. El crecimiento del segundo trimestre del año contra el primero fue de 0,7 por ciento.

Y aunque haya tres trimestres con crecimientos anuales negativos, es decir el cuarto del 2008, el primero de este año y el segundo de 2009, el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, y el director encargado de Planeación, Juan Mauricio Ramírez, ratificaron que la economía local no está técnicamente en recesión.

"Me parece que no es trascendente la discusión de si estamos o no en recesión”.

Destacaron que en el contexto regional Colombia es el país con mejor desempeño en el segundo trimestre: México se contrajo 10,3 por ciento, Chile -4,5 por ciento, Perú -1,1, Brasil -1,2 por ciento, Venezuela se contrajo en 2,4, y Argentina lo hizo en 0,8 por ciento. Insistieron en que la meta de crecimiento para el año sigue entre 0,5 y 1,5 por ciento.

De otra parte, el resultado revelado ayer mejoró el optimismo de los empresarios, quienes confían en que el segundo semestre será mejor y posiblemente alcance a recuperarse hasta tener un crecimiento de cero por ciento. Y es que el primer semestre registra una caída de 0,5 por ciento, que de acuerdo con las circunstancias se considera leve.

Skandia por ejemplo cree que con la perspectiva positiva que hay para el tercero y cuarto trimestre de este año, no se debería dudar que el PIB pueda rondar entre el 1,8 y el 2 por ciento.

El presidente de Fasecolda, Roberto Juguito, manifestó que la caída no es buena pero confió en que la situación mejore. “Tengo la expectativa de que en el segundo semestre haya un mejor desempeño y seguramente terminaremos el año con un crecimiento muy cercano a cero por ciento”.

Para Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, “el segundo semestre será mejor y parece que ya tocamos fondo. Para todo el año la economía debe crecer alrededor de cero”.

Por su parte, el presidente de Anif, Sergio Clavijo, estima que para el año completo el dato será negativo y estará muy cercano al cero

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.