Alzheimer, cada vez más al descubierto

Alzheimer, cada vez más al descubierto

Durante la mayor parte del último siglo el mal de Alzheimer fue considerado un trastorno poco común, opacado por otros con mayor difusión, como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

20 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

Vale decir que el grueso de la investigación que ha aportado luces sobre esta condición neurodegenerativa que afecta, esencialmente, a los adultos mayores, se ha producido en las últimas tres décadas. Detrás hay una razón poderosa: con el incremento global de la expectativa de vida, los seres humanos son cada vez más longevos y expuestos a enfermedades típicas de la vejez, como el Alzheimer.

¿Qué se sabe? El mal de Alzheimer es la forma más común de demencia entre los mayores de 60 años. La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades cotidianas.

En el Alzheimer las neuronas que controlan la memoria, el pensamiento y el lenguaje interrumpen el paso de mensajes entre ellas, por culpa de unas placas y ovillos nerviosos que hacen que la corteza del cerebro se encoja, reduciendo su superficie útil.

La enfermedad progresa a grado tal que los olvidos y la confusión del comienzo se convierten en una incapacidad para recordar hasta las cosas más esenciales de la vida, como quiénes son los miembros su familia o cómo cepillarse los dientes. Al final los afectados dependen por completo de alguien más (ver infografía).

El riesgo de sufrir este mal aumenta a medida que la persona envejece, y es más alto cuando hay antecedentes familiares de este trastorno.

Aunque la ciencia todavía no encuentra una cura para esta enfermedad, ha aportado hallazgos clave sobre la forma en que las personas pueden lograr que, de aparecer, su progresión sea más lenta. Estos son algunos: Educación: aunque no hay consenso al respecto, varios estudios sugieren que las personas con niveles intelectuales altos, que leen más y ejercitan su mente, tienden a demorar la aparición de síntomas del Alzheimer .

Mejor acompañados: una investigación divulgada en julio por British Medical Journal asegura que los individuos de mediana edad que viven solos tienen el doble de riesgo de desarrollar este mal, que aquellos que viven con su pareja. Los que más probabilidad tienen de enfermar son los viudos y los divorciados.

Dieta mediterránea: una dieta rica en frutas, verduras, cereales y aceite de oliva, y baja en carnes rojas y productos lácteos, también ejerce una función protectora contra el Alzheimer.

Ejercicio: una investigación de la Universidad de Kansas, que se publicó en Neurology, encontró que las personas que están en las primeras fases de esta enfermedad tienen una atrofia cerebral menor, cuando presentan un buen estado físico.

Bueno para el corazón, bueno para el cerebro. Haga algo todos los días para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, la hipertensión, la diabetes y el derrame cerebral.

Mente activa. Mantener la mente ocupada aumenta la vitalidad y crea reservas de células cerebrales, así como conexiones intelectuales. Lea, escriba, haga cuentas mentales, aprenda nuevas cosas y practique juegos de destreza mental (como el dominó o el ajedrez).

Vida social. Las actividades que combinan elementos físicos, mentales y sociales pueden reducir el riesgo de la pérdida severa de memoria. Converse, trabaje como voluntario, incorpórese a un club o tome clases.

Evite lesiones. Use los cinturones de seguridad de su carro; no deje cosas en el suelo que dificulten el paso y provoquen caídas. Póngase un casco cuando vaya en bicicleta o en vehículos similares.

Use la cabeza. Siempre diga no a los malos hábitos. No fume ni permita que le fumen al lado, no tome alcohol en exceso y tampoco consuma drogas. Su cuerpo y su mente sufren a causa de estos abusos.

FUENTE: ALZHEIMER’S ASSOCIATION.

- Un gran paso en la investigación Hace unos días científicos franceses y británicos identificaron tres nuevos genes que aumentan el riesgo de contraer el mal de Alzheimer. Aseguran que si en el futuro encuentran la forma de neutralizar su actividad, será posible reducir hasta en un 20 por ciento el número de nuevos casos de la enfermedad. El hallazgo, publicado en ‘Nature Genetics’, fue calificado por expertos mundiales como el más importante obtenido por investigadores del Alzheimer en los últimos 15 años. Rebecca Wood, presidenta del Fondo de Investigación del Alzheimer del Reino Unido, manifestó que, como ninguno, este descubrimiento genético “es un gran salto en la investigación sobre la demencia” FUENTE: BBC CIENCIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.