EXPERTOS, CONCEJALES Y PERSONERÍA SE OPONEN A PROYECTO APROBADO EN LA CALLE 235 ¿‘Conejo’ a Plan Zonal del Norte?

EXPERTOS, CONCEJALES Y PERSONERÍA SE OPONEN A PROYECTO APROBADO EN LA CALLE 235 ¿‘Conejo’ a Plan Zonal del Norte?

19 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

31.

son los planes parciales .

de desarrollo que se han aprobado desde que entró en vigencia el POT, en el 2000.

‘Haremos VIS, vías y servicios públicos’.

Juan Manuel González, apoderado del fideicomiso titular de la licencia de urbanismo, aseguró que en ningún momento se está pasado por encima del Plan Zonal del Norte, aunque reconoció que llevaban más de seis años en espera de su aprobación. “Lo que hace el Decreto 4065 de 2008, que rige para todo el país y no sólo en Bogotá, es responder a una política pública para habilitar suelos urbanos, sin ir en contravía de las normas de las ciudades”.

Explicó que la licencia de urbanismo respeta los mandatos de los planes parciales, ya que el constructor se encargará de crear nuevas vías y la infraestructura de los servicios públicos, generar espacio público y construir más de dos mil unidades de vivienda de interés social (VIS).

González indicó que de los 717.598 metros cuadrados que tiene el predio, al final, después de ceder todos los espacios públicos para la ciudad, sólo quedan 343 mil metros cuadrados para desarrollos urbanos. Agregó que, además, hay que descontar cerca de 87 mil metros cuadrados destinados para VIS, que serán construidas en ese mismo sector.

Frente al tema de plusvalía, el representante de los constructores dijo que cumplirán con la ley, es decir, que se liquidará el monto a que haya lugar en el momento en que se expidan las licencias de construcción. “Por lo pronto, la licencia de urbanismo no genera sino gastos para el urbanizador”, dijo.

Agregó que no se pondrá un solo ladrillo ni sobre el humedal Guymaral ni sobre sus zonas de ronda, que están delimitadas claramente por el POT desde el 2000.

Gracias a la decisión de la curadora número 4 de Bogotá, Nohora Cortés, un grupo de prestantes familias acaba de obtener licencia para construir un condominio residencial de estrato 6 en 70 hectáreas de suelo –un área similar al parque Simón Bolívar–, en el norte de Bogotá.

La decisión no tendría nada de extraño si no se tratara de un proyecto que será edificado prácticamente en el corazón del Plan Zonal del Norte, que contempla el desarrollo futuro de la ciudad y que aún no ha sido reglamentado.

Para obtener la licencia correspondiente, la curadora Cortés y los propietarios del terreno se ampararon en el decreto 4065 de octubre de 2008, expedido por el entonces ministro de Medio Ambiente y Vivienda y hoy candidato al Senado Juan lozano, quien prefirió no referirse al tema.

‘Una ofensa’: expertos La norma contempla, entre otras cosas, que para desarrollar un proyecto urbanístico en suelo declarado como urbano no se requiere de planes parciales en los siguientes casos: cuando el predio tenga un una área mayor a las 10 hectáreas netas urbanizables, haya disponibilidad de servicios públicos, para su desarrollo no requiera de gestión asociada y, además, que se apruebe como un solo proyecto.

“Por eso estoy segura que la licencia de construcción que se otorgó está ajustada a las normas urbanísticas y jurídicas vigentes”, puntualizó Cortés tras justificar su decisión de dar vía libre al proyecto Hacienda El Bosque (calle 235 con 52), una de las zonas más apetecidas de la ciudad.

Sin embargo, hay quienes no piensan como la funcionaria. El concejal Carlos Guevara (Mira) no duda en advertir que en este caso las partes interesadas utilizaron el decreto como un ‘atajo’ para hacerle ‘conejo’ al Plan Zonal del Norte y que a ello contribuyó la demora en la expedición de los planes parciales.

El concejal argumentó que, gracias a esta norma, a los constructores de la futura urbanización no se les exigieron ni planes parciales, ni plusvalía, ni necesitaron licencias ambientales a pesar de que son predios ubicados en inmediaciones del humedal Guaymaral. Por eso, anunció un debate en el Concejo de Bogotá.

A sus denuncias se unieron otras voces conocedoras del tema. Gerardo Ardila, director del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional, aseguró que “como no se ha expedido el Plan Zonal del Norte, la curadora no debió aprobar la licencia, que no necesariamente es ilegal, pero sí llena de arbitrariedades”.

Para Ardila, que hace parte de una mesa de expertos junto a los ex ministros del Medio Ambiente Juan Mayer y Manuel Rodríguez, “esa licencia debe ser revocada porque constituye una ofensa para los bogotanos, ya que da luz verde para edificar sobre un suelo de un valor incalculable desde el punto de vista ecológico e histórico”.

La curadora se defiende y afirma que el Plan Zonal sigue siendo una expectativa, pues aún no se ha expedido.

Por su parte, para la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), el Decreto 4065 no suspende ni contradice los planes parciales. “Simplemente agiliza la urbanización de suelo urbano en cumplimiento con el POT”, aunque Camacol críticó los últimos ajustes al Plan Zonal y los calificó como expropiatorios.

A su turno, Juan Manuel González, apoderado del Fideicomiso El Bosque Fidu Bogotá, actual titular de la licencia de urbanismo, aseguró que van a cumplir con todos los requerimientos para adelantar una obra de esa envergadura. (veáse nota anexa).

Personería: que se revoque El tema ha resultado tan espinoso, no sólo por el negocio en sí, la calidad de los terrenos y por el debate alrededor del plan zonal, que ya los organismos de control han entrado a intervenir en el debate.

En un documento conocido por EL TIEMPO, fechado el pasado 12 de agosto, Miriam Orjuela Pérez, funcionaria de la Personería de Bogotá y agente de la Procuraduría General ante las curadurías urbanas, solicitó que “se revoque la decisión contenida en el acto administrativo expedido por la Curadora Urbana No 4, por el cual se aprueba el proyecto urbanístico denominado Hacienda el Bosque”.

Según Orjuela, no se da aplicación cabal a las normas urbanísticas de la ciudad Frente a esta polémica, María Camila Uribe, secretaría de Planeación, dijo que se vienen adelantando reuniones cordiales con el viceministerio de Ambiente y Vivienda con el objetivo de armonizar todo el marco normativo de la gestión de suelo en Bogotá. “Estamos revisando todos los decretos y, seguramente, si fuera necesario, se harán los ajustes del caso”, puntalizó Uribe.

Fuentes cercanas al caso dicen que en Planeación no hay unanimidad frente al tema.

Felipe Caro /EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.