Secciones
Síguenos en:
LOS LOROS DAN QUE HABLAR

LOS LOROS DAN QUE HABLAR

Bandadas de millares de loros vuelan en el Amazonas desplegando la gritona algarabía de corredores de bolsa en un día de agitada actividad comercial. Los mensajes de ese ruidoso parloteo, un sonido característico de la selva tropical en diferentes sitios del planeta, siguen siendo un misterio.

Pero en el laboratorio de la Universidad de Arizona, situado en el desierto de Sonora, un dicharachero loro africano de color gris llamado Alex podría estar revelando los secretos de sus primos de Africa, Asia y Suramérica.

La sorpresa es la aparente inteligencia que demostraría el parloteo de Alex, y cómo procesa información general, dicen científicos y ecólogos conocedores de la acumulación de datos provenientes de los 15 años de investigación realizados por la etóloga Irene Pepperberg.

Cuál es la forma? , pregunta la científica sosteniendo un trozo cuadrado de papel amarillo. Tocando el papel con una de sus garras, mientras se aferra con la otra a su percha en la parte posterior de una silla de metal plegada, Alex responde, Cuatro ángulos .

De una bandeja donde hay varios juguetes, extrae uno rojo. Lana , grazna, señalando la pelota de lana roja. Alex puede identificar con certeza el color, la forma y el material de centenares de pequeños juguetes.

La investigación de Pepperberg es la primera en mostrar que el parloteo de un loro puede ser realmente algo significativo, en lugar de simple imitación, dice a la National Geographic]ob0] Donald R. Griffin,profesor emérito de la Universidad Rockefeller de la ciudad de Nueva York.

Este tipo de descubrimiento puede lograr por pájaros silvestres en peligro lo que ha hecho por chimpancés, delfines y ballenas, sugiere Charles Munn, un zoólogo investigador de Wildlife Conservation International, una división de la Sociedad Zoológica de Nueva York.

La inteligencia de esas especies las ha convertido en redituables mascotas para el movimiento de defensa del medio ambiente, pues ayuda a recaudar fondos.

Pero, es que acaso los animales con inteligencia son más importantes que los que carecen de ella? No, dice la científica. Pero una vez que uno interesa a la gente en un animal con el cual puede identificarse, comienza a advertir que la destrucción de su hábitat significa su exterminio .

Los grupos de defensa del medio ambiente calculan que los loros representan aproximadamente la mitad de los 500.000 pájaros importados legal e ilegalmente por año a Estados Unidos.

Pepperberg explica que su técnica de entrenamiento de pájaros se basa en lo que los pájaros hacen posiblemente en su hábitat natural . Ella crea una atmósfera social en la cual los loros aprenden observando y oyendo a sus congéneres, incluidos parientes.

Las técnicas tradicionales se basan como norma en la repetición de palabras hasta que el animal dice la palabra y es recompensado con alimento que no se relaciona con el significado de la palabra.

Pero Pepperberg adiestra a Alex haciendo que la observe cuando enseña a una persona que sirve de modelo. Modelo de entrenamiento Alex aprende como lo haría de sus progenitores en la selva. En la actualidad, Pepperberg utiliza a Alex como modelo para entrenar a dos loros más jóvenes.

El reconocimiento de la labor de Pepperberg ha tomado algún tiempo, dicen Griffin, debido al escepticismo entre científicos entrenados en la estricta tradición del conductismo, según el cual los animales carecen de reales pensamientos o de conciencia.

Pepperberg prefiere que otros interpreten lo que ella ha demostrado acerca de Alex. Griffin, que ha escrito varios libros de texto sobre el pensamiento animal, cree que la labor de Pepperberg sugiere lo que pasa por la cabeza del animal.

Pepperberg espera reforzar sus hallazgos con dos loros africanos grises más jóvenes Kyaaro y Alo que ha estado entrenando durante un año en Tucson.

Pero ya otros científicos están incorporando sus hallazgos a sus propias investigaciones.

La labor de Pepperberg ha ayudado a confirmar la creencia de Munn de que esos increíblemente ruidosos animales en realidad están comunicando ideas.

la investigación sobre pájaros realizada por Munn en la Amazonia peruana le ha enseñado que diferentes chillidos significan cosas diferentes para los loros.

Por ejemplo, dice que puede identificar vocalizaciones utilizadas por el colorido loro del Amazonas para indicar cosas tales como un viraje de media vuelta en un vuelo o un breve salto de un árbol a otro.

Pero las revelaciones de Alex han convencido a Munn que los loros en la selva pueden brindar compleja información, tal como las variaciones estacionales de la fruta o los problemas de navegación que enfrentan para hallar determinada fruta entre la densa vegetación.

Con una expectativa de vida de más de 50 años, Alex podría revelar mucho más, y redefinir lo que significa tener una cabeza de pájaro . (Clare Germani es la corresponsal de Washington del Christian Science Monitor) Distributed by New York Times Special Features/Syndication Sales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.