Colombia en la era de crudos pesados

Colombia en la era de crudos pesados

Cuando el presidente Álvaro Uribe corte hoy la cinta inaugural del Oleoducto de los Llanos (ODL), también le estará dando la largada a la explotación a gran escala de los crudos pesados, la nueva esperanza petrolera para el país que no ha tenido éxito en el hallazgo de grandes campos de crudo liviano como los de Caño Limón o Cusiana.

14 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

Ecopetrol y su socia canadiense Pacific Rubiales Energy, con el 65 y 35 por ciento de ODL, respectivamente, ponen a bombear el mayor oleoducto construido en la última década en Colombia, que cuenta con capacidad de 170.000 barriles por día, el cual llevará el petróleo que se produce en el campo Rubiales, en Puerto Gaitán (Meta), hasta la estación de Monterrey (Casanare).

Desde ahí, el oro negro será despachado por el oleoducto Ocensa, el más grande del país, para poder ser exportado o procesado en las refinerías de Barrancabermeja o Cartagena.

A diferencia de lo que sucede con el petróleo de Caño Limón o Cusiana, los cuales son casi gasolina por su altísima calidad, este tipo de crudo –que más se asemeja a una jalea– no es tan costoso, pero sí es muy apetecido en el mercado internacional para diferentes fines y usos industriales, y es muy similar al que ha contribuido a aumentar la riqueza petrolera de Venezuela.

La nueva tubería está dotada con sistemas de seguridad de fibra óptica para detectar intrusos, consta en total de 235 kilómetros y atraviesa cuatro municipios de dos departamentos.

El sistema le permitirá al país explotar a gran escala el famoso campo Rubiales, el cual ha sido el mayor hallazgo petrolero del país en los últimos años, y cuyas reservas probadas y probables ascienden a 397 millones de barriles.

Pero según el ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, estas reservas son apenas las que se tienen contabilizadas hasta el año 2016, cuando vence el contrato de Pacific Rubiales, el operador del contrato. “A partir del 2016 el campo tiene unas reservas remanentes de 199 millones de barriles que podrían ser desarrolladas por el mismo Ecopetrol si el contrato no es renovado”, explicó.

Aunque los recursos totales in situ son de 4.000 millones de barriles, por ahora sólo es recuperable el 15 por ciento, lo cual quiere decir que a medida que se incrementen los precios del petróleo y se desarrollen las técnicas de recuperación secundaria, se podría recuperar una cifra superior.

Por lo pronto, la puesta en marcha del gigantesco oleoducto, en el que sus socios invirtieron 530 millones de dólares, le permitirá elevar la producción al campo, la cual estaba limitada a 68.000 barriles por día por la falta de infraestructura de transporte

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.