!Quién me mandó este mensaje!

!Quién me mandó este mensaje!

(VIENE DE LA PAGINA 4-1)

14 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

pruebas no se contaminan y la investigación se hace con profesionalismo.

Pasemos al mundo virtual. Si el pillo se disfraza de Batman, se va a un café Internet al otro extremo de su ciudad, crea en un PC de ese sitio una cuenta de correo en Hotmail o Gmail, pone allí datos totalmente falsos y luego envía el correo malintencionado, ¿de qué puede servir la dirección IP? De nada.

La víctima buscará en el encabezado de ese correo un número IP e irá con esta dirección a ver al juez, que ordenará una investigación para llegar a un café Internet donde, como mucho, le podrán decir que estuvo Batman hace una semana. Si hay una cámara, aparecerá el hombre murciélago. Si dejó huellas, ya pasaron por ese mismo PC cientos de personas en esa semana.

No es imposible dar con un número IP. El problema es probar qué persona mandó el correo desde ese IP.

Gattaca en versión punto-com Aquí es donde los fundamentalistas propondrán la idea de que todos los proveedores de acceso a Internet (ISP) estén registrados en una base de datos del gobierno y los usuarios deban entregar su cédula antes de usar un PC. Qué lindo mundo para vivir.

Una medida así no solo sería propia de un estado policial, sino que además sería inútil: las cédulas y los pasaportes también se pueden falsificar, y es altamente improbable que el empleado de un café Internet conozca las técnicas para detectar documentos falsos. En este punto el dictador de bolsillo emitirá la mayor de sus tonterías: “El día de mañana, los documentos personales digitales evitarán que se los falsifique”.

En realidad, los documentos digitales también podrían falsificarse. Pero, además, ¿qué seguiría en esta línea de razonamiento si la identificación digital tampoco funcionara? ¿Que nos tomen una muestra de ADN antes de usar cualquier computador? ¿O que nos implanten un chip al nacer? ¿Antes de nacer? ¿Que se codifique el número de cédula en nuestro genoma? Las posibilidades causan espanto, pero hay algo peor. Las sociedades como la de la película Gattaca (en ella solo triunfan seres humanos ‘superiores’, cuyos padres pudieron pagar para mejorar su ADN) no solo son repugnantes porque cercenan derechos que nos definen como humanos, sino que además el hombre siempre encontrará la forma de alcanzar la libertad y burlar las restricciones. Que los malvivientes usen esta misma inteligencia para violar la ley no debería dictar el sentido de las reglas rectoras de la convivencia.

No imaginábamos llegar a estas honduras cuando preguntamos si se puede averiguar quién nos mandó un mensaje de correo electrónico. Pero es que la tranquilidad del agua no dice nada acerca de su profundidad.

¿Y LAS REDES WI-FI? Una persona me decía hace poco, desesperada, que estaban acusándola de mandar correos intimidatorios. Después de hacerle unas preguntas descubrí que tenía un enrutador inalámbrico con contraseña (el dispositivo que se usa para formar una red Wi-Fi casera), pero compartía esa contraseña siempre que familiares y amigos iban a su casa, así que a estas alturas su red casera era una suerte de café Internet y la clave posiblemente ya era vox populi.

Todavía la legislación no nos hace responsables por un punto de acceso abierto, un enrutador inalámbrico sin contraseña. "Esto es así porque se trata de temas poco conocidos -me explicaba el abogado Pablo Palazzi, experto en tecnología-, la gente compra un enrutador, lo instala y por ahí ni sabe que tiene que cerrar el acceso a desconocidos".

¿Seguirá siendo así? "En el futuro, creo que se nos va a hacer responsables por nuestros puntos de acceso inalámbricos. En Francia eso está en camino, con la llamada ley de los tres golpes. Fue declarada inconstitucional, pero ahora están reformando el proyecto para que salga", dijo Palazzi

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.