La producción industrial en Latinoamérica

La producción industrial en Latinoamérica

La producción industrial fue uno de los primeros segmentos en encontrar bajas considerables al expandirse la crisis estadounidense al resto del plano internacional. No obstante, algunos indicios muestran que en ciertas ramas, la situación estaría revirtiéndose, lo que muestra un panora va diferente.

09 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

Sin ir más lejos, días atrás se conoció que la actividad de la industria manufacturera mundial creció en agosto por primera vez desde mayo del 2008, en una reactivación generalizada, sentida sobre todo en Estados Unidos y Japón.

El índice sobre la actividad industrial, elaborado por el banco estadounidense JPMorgan, subió en agosto a un máximo de 26 meses a 53,1.

El indicador se había estabilizado en el mes de julio en la marca de 50, el umbral que separa el crecimiento de la contracción, tras estar en total, 13 meses por debajo de ese nivel.

El índice sobre los nuevos pedidos repuntó a un máximo en cinco años, mientras que la producción trepó a su mejor nivel en 40 meses. Los precios de los insumos subieron por primera vez en 11 meses, reflejando un alza en los precios de las materias primas.

La producción industrial estadounidense se alzó en julio por primera vez en nueve meses, manteniéndose además la inflación sin cambios.

El ascenso fue de 0,5 por ciento, superando las expectativas del mercado de una alza de 0,3 por ciento, tras registrar una contracción de 0,4 por ciento en junio, según lo informó recientemente mensualmente la Reserva Federal.

La producción industrial fue impulsada por la reapertura de las plantas de Chrysler y General Motors, que habían estado cerradas temporalmente mientras las compañías se encontraban bajo protección temporal para reorganizarse.

De la misma forma, la manufactura también se benefició por el programa del Gobierno ‘Dinero por chatarra’, el cual hace entrega de créditos a los consumidores para cambiar sus vehículos antiguos por modelos de menor consumo de combustible.

ÚLTIMOS DATOS EN LATINOAMÉRICA El Observatorio Financiero Internacional (Ofin) afirma que la información ha sido menos alentadora en las naciones del Cono Sur, aunque también estarían recuperándose de la mano de los países más desarrollados.

La producción industrial de Colombia retrocedió en junio frente al mismo periodo del año pasado, reforzando las expectativas de que la recesión se extendió durante el primer semestre.

En el sexto mes del año el índice industrial retrocedió un 6,6 por ciento, según el Departamento Nacional de Estadísticas (Dane).

El desplome en la actividad se dio por la menor producción de las industrias siderúrgicas, de ensamblaje de vehículos, de alimentos y de confecciones.

El comportamiento de la industria fue casi igual al registrado en mayo, cuando sufrió un desplome de 6,5 por ciento interanual.

En el primer semestre la producción industrial acumuló una caída de 8,4 por ciento.

El Gobierno y el Banco Central habían advertido sobre la caída de la economía en el periodo comprendido entre enero y junio, la cual se revertiría en la segunda mitad del año para cerrar el 2009 con un crecimiento plano del Producto Interno Bruto (PIB).

En la misma línea, el empleo generado por la actividad industrial en el país cayó un 7 por ciento en junio Según la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), cerca de las dos terceras partes de las empresas colombianas ya tienen dentro de sus planes la búsqueda de nuevos mercados para sus productos, en momentos de tensiones comerciales y políticas con Venezuela y Ecuador.

El caso de Brasil .

El declive anual fue del 9,9 por ciento en su producción industrial para el mes de julio, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge). No obstante, por séptimo mes consecutivo en la medida mensual se vieron signos de recuperación, avanzando un 2,2 por ciento.

El Ibge revisó, en tanto, el dato de la producción de junio a un crecimiento del 0,4 por ciento sobre mayo, desde un aumento del 0,2 por ciento informado anteriormente. En los primeros siete meses del año, la actividad industrial brasileña se contrajo un 12,8 por ciento ante igual periodo del 2008.

Los números de la región.

Para el Ofin, las economías latinoamericanas todavía muestran saldos en rojo con respecto a igual periodo del 2008, aunque han empezado a resurgir ciertos signos de recuperación.

Chile. Los últimos datos revelaron que la producción industrial en Chile tuvo una caída interanual de 7,4 por ciento en julio del 2009, sumando diez meses de contracción consecutiva. La baja en índice, difundida por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), fue menos profunda que el 8,3 por ciento de junio y más suave que la contracción esperada por el mercado. La caída estuvo presionada por el sector alimentos, bebidas y fabricación de metales, reafirmando el negativo panorama de la economía. Las ventas de la industria, en tanto, disminuyeron un 7 por ciento en julio, con respecto a igual mes del año pasado. Argentina. Los números de julio marcaron una baja en la actividad industrial del 1,5 por ciento interanual, perjudicada por el mal desempeño del sector automotor. La industria automotriz y metalmecánica registró en dicho mes una caída interanual del 23,6 por ciento, seguida por el descenso del 11,7 por ciento del rubro refinación de petróleo. Sin embargo, la industria mostró una mejora del 0,2 por ciento en julio respecto de junio en la medición desestacionalizada. México. Allí la situación fue mucho más drástica, ya que el indicador de industria se desplomó nuevamente en junio a tasas de dos dígitos por la severa contracción en la que están sumidas las manufacturas. La producción industrial azteca, orientada mayormente hacia E.U., cayó 10,6 por ciento en junio a tasa anual, sumando así su tercer mes con tropiezos mayores al 10 por ciento. El sector manufacturero cayó 15,2 por ciento en junio para acumular un descenso del 15,1 por ciento en el primer semestre del año.

'' El desafío para la región siempre se ha centrado en la importancia de la diversificación de la estructura productiva, en términos de composición de la pro- ducción como de mercados de exportaciones

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.