Muebles y andamios también se afectan

Muebles y andamios también se afectan

Insumos como la cerámica, la arcilla, los revestimientos, los encofrados y los andamios, los pisos cerámicos, las tejas y el acero, entre otros, ahora están en la cuerda floja, lo que ha obligado a sus fabricantes a buscar otros mercados.

07 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

Incluso, productos terminados como el mobiliario para la oficina y el hogar, que hasta hace un par de años se demandaban de forma importante en Venezuela también están golpeados. José Ríos, gerente de la empresa Decorito, recuerda que hace dos años el 12 por ciento de su producción de muebles tenía a ese país como destino prioritario.

“Sin embargo, actualmente no les exportamos ni el 1 por ciento y, realmente, la situación está complicada”, asegura el empresario, quien agrega que el tire y afloje político es apenas una arista de la problemática.

“Cuando logramos concretar algún negocio, que de entrada hoy por hoy es una lotería, los trámites y las autorizaciones a través de Cadivi para los pagos son engorrosos y demorados”, advierte Ríos, quien considera que la situación empeorará.

Por ahora, Panamá y Estados Unidos forman parte del Plan B del empresario, que también estudia la posibilidad de hacer algo en Costa Rica. “Mientras tanto, tendremos que controlar la producción y defendernos en el mercado local”.

Para el constructor e inmobiliario Luis Fernando Correa, la sobreoferta de insumos que existe localmente por la imposibilidad de llevarla hacia Venezuela podría jalonar los precios a la baja en nuestro país y esto, de una u otra forma, le serviría al sector. “Lo cierto es que sólo las empresas exportadoras de 'gran calado’ podrán reemplazar, en corto tiempo, a sus clientes venezolanos por los de otros países”.

Sara Saldarriaga, encargada del área de negocios internacionales de la regional de Antioquia de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), considera que ser aliados de Venezuela en comercio exterior es clave. “Para entender la magnitud de lo que representan los negocios con el país vecino basta recordar que mientras que en el 2008 las exportaciones a Venezuela crecieron 11 por ciento, hacia Estados Unidos se redujeron 51 por ciento”.

Sin embargo -agrega Saldarriaga-, el año pasado los insumos enviados a Panamá y Perú crecieron 30 por ciento, lo que es una oportunidad que aún no se ha explotado. “Claro, esto no significa que se pretenda abandonar a Venezuela”. El consenso de que se deben explorar otros mercados motivó a Proexport a traer a Colombia una misión peruana la semana pasada, para mostrar a los empresarios las oportunidades en ese mercado.

‘‘ Lo cierto es que solo las empresas exportadoras de ‘gran calado’ podrán reemplazar en corto tiempo a sus clientes venezolanos por los de otros países”.

Luis Fernando Correa, constructor e inmobiliario

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.