Se disputan nueva especie de orquídea

Se disputan nueva especie de orquídea

En el enorme listado de 30.000 especies de orquídeas que hay en el mundo estaría a punto de ingresar una pequeña planta de tan sólo 1,5 centímetros de largo y 0,5 de ancho, que fue hallada a 1.800 metros de altura de la vereda El Mortiño, en Floridablanca (Santander).

04 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

La diminuta flor, que cabe en menos de la mitad de un dedo, no ha sido clasificada aún y a pesar de que su composición está apenas en estudio en el Instituto de Genética de la Universidad Javeriana, en Bogotá, ya desató la primera polémica pues dos personas, cada una por su lado, aseguran haberla encontrado.

La extraña orquídea, de hojas alargadas y que florece en agosto con una abertura de apenas 60 grados, fue exhibida por primera vez en una exposición nacional que en el 2008 se realizó en Bogotá. Allí, Jhonattan Amado, de 13 años, envió con sus padres una muestra que acaparó la atención de los orquideólogos.

Luz Marina Benavides, mamá de Jhonattan, precisa que su hijo halló la flor en un paraje de la vereda El Mortiño, en Floridablanca, situado muy cerca del kilómetro 20 de la vía que comunica a Bucaramanga con Pamplona.

“A mi hijo desde muy pequeño le han fascinado las orquídeas y en su colegio (Agropecuario Oriente de Miraflores) él sobresale por su amor a las plantas.

Lo tiene muy triste la discusión que hay sobre quién descubrió la planta”, agrega Benavides.

La mamá del adolescente bumangués dice que el hallazgo ocurrió en el 2007 cerca de un restaurante ubicado sobre la carretera que une a los santanderes.

Pero mientras Jhonattan asegura que él se encontró la planta en el 2007, el constructor de guadua y orquideólogo Jesús Orlando Rincón, presidente de la Asociación de Orquideología de Santander, manifiesta que su hallazgo ocurrió 20 años atrás, en 1987.

De acuerdo a la versión de Rincón, un quindiano que llegó hace 23 años a Santander, él se encontró con la exótica orquídea en su finca, en la vereda El Mortiño, a dos kilómetros del lugar donde apareció la que halló el niño.

“La encontré cerca de árboles de níspero y la dejé allí en 1987 para no apartarla de su hábitat pues se desconoce qué insecto la poliniza. Hace tres semanas la llevé a una exposición nacional en Medellín y fue la sensación del encuentro”, cuenta Rincón.

Rincón manifiesta que ha estudiado más de 600 especies de la planta que él ha hallado entre Floridablanca y el Páramo de Berlín.

Alejado de la polémica, el sacerdote jesuita Pedro Ortiz Valdivieso, director de la biblioteca de Filosofía y Teología de la universidad Javeriana, en Bogotá, y principal orquideólogo del país, dice que cuenta con muestras de las flores halladas por las dos personas para descubrir su origen y clasificarla.

El religioso, quien lleva 40 años estudiando las más de 3.500 especies que hay en el país, asegura que la planta hallada en Santander no puede ser clasificada entre las más pequeñas del planeta, pues se han hallado diminutas orquídeas que apenas tienen 3 milímetros de diámetro.

“Estamos tratando de establecer el ADN de las plantas que estas dos personas se encontraron en Santander. Incluso, ya hemos pensado que una vez logremos clasificarla se llamaría santanderella”, manifiesta Ortiz Valdivieso

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.