LA ALIANZA ESTÁ FURIOSA CON SAMPER

LA ALIANZA ESTÁ FURIOSA CON SAMPER

La Alianza por Colombia, conformada por un grupo de congresistas no liberales que apoyaron al presidente Ernesto Samper en su campaña, está a punto de retirarle su respaldo y pasarse a la oposición.

15 de febrero 1996 , 12:00 a.m.

Ayer, en una reunión que se llevó a cabo en la vicepresidencia de la Comisión Sexta del Senado, los parlamentarios de esa agrupación se reunieron durante unas tres horas y, palabras más palabras menos, coincidieron en que el presidente Samper les puso conejo .

Se referían al compromiso que, de acuerdo con sus voceros, Samper había contraído en el sentido de que el escaño que dejaba vacante la liberal Marta Catalina Daniels en la Comisión de Acusación, sería ocupado por la representante Viviane Morales, integrante de la Alianza.

Viviane estaba elegida , entonces, el martes pasado a las tres de la tarde. Pero una llamada del ministro Serpa al presidente de la Cámara, Rodrigo Rivera, en la que dio la orden de que la bancada liberal debía votar por el conservador del grupo que apoya al Gobierno, hizo cambiar las cosas , dijo uno de los asistentes a la reunión de ayer de la Alianza.

Los miembros de la Alianza por Colombia son los senadores Jaime Dusán (educadores), Gabriel Muyuy (indígena), Jaime Ortiz (cristiano), Gustavo Rodríguez (conservador), Juvenal de los Ríos (conservador), Elías Matus (conservador) y Samuel Moreno (Anapo), y los representantes Viviane Morales (cristiana), Zulia Mena (negritudes), Collin Crawford (cristiano), Jaime Torres (conservador), Juan José Medina (conservador), Jorge Góngora (conservador), Carlos A. Lucio (independiente), Agustín Valencia (negritudes) y William Montes (conservador).

En la reunión de ayer quedaron planteadas dos líneas: la dura, que está dispuesta a retirarle el apoyo al Presidente, y la blanda, que no considera pertinente esta decisión.

De la primera forman parte los congresistas no conservadores de la Alianza. Sus argumentos básicamente consisten en que, además del conejo que les puso el Gobierno con la elección del miembro de la Comisión de Acusación, ya no se sienten representados en el Ejecutivo a través del ministro de Desarrollo, Rodrigo Marín Bernal.

Marín ya no representa a nadie , dijo ayer uno de los asistentes a la reunión de la Alianza.

Los parlamentarios consideran que el ministro se dedicó, junto con Horacio Serpa, a trabajar políticamente al grupo conservador disidente que decidió no acatar las determinaciones del Directorio Nacional, conocido en unos círculos como la línea Lenteja y en otros como la línea Isabel , pues lo comanda la representante a la Cámara Isabel Celis.

La primera consecuencia del enorme disgusto de los miembros de la Alianza por Colombia se vivió anoche. Tenían una cita con el presidente de la República y decidieron no asistir a Palacio.

Si se concreta el retiro de la Alianza del Gobierno, el Presidente se quedaría con un margen de gobernabilidad fundamentado en el partido Liberal y en un tercio del conservatismo.

Estarían por fuera los independientes, los miembros de la Alianza, dos tercios del conservatismo y las fuerzas políticas de los precandidatos a la Presidencia de la República.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.