Secciones
Síguenos en:
JUVENTUD HABLA DE JUVENTUD

JUVENTUD HABLA DE JUVENTUD

El sol entra pleno por uno de los ventanales del noveno piso. El edificio, en el corazón de Chapinero, por mucho tiempo uno de los barrios más tradicionales de Bogotá, es el escenario, paradójicamente, de un encuentro de jóvenes que solo hablarán de sexo. Antes que buscar o pretender que los mayores los entiendan, quince adolescentes entre los 15 y 22 años buscan entenderse a sí mismos sobre uno de los aspectos de la vida del hombre, hasta ahora negado para la juventud: el erotismo.

A pesar de la presencia de una sicóloga y una sexóloga, el manejo corre totalmente por cuenta de ellos. Descalzos y sentados sobre el tapete alrededor del salón, tienen el primer contacto con el tema: la revisión de fotos, revistas, escritos, grabaciones musicales y videos, desde lo más sutil hasta lo que para muchos es prohibido .

Pero esta no es la única actividad. El día de trabajo de las 10 de la mañana a las 5 de la tarde comprende otras actividades. Por ejemplo, apoyándose en ejercicios de relajación corporal y mental, se dispone el ambiente para que cada uno vaya formando o recordando una fantasía sexual.

O luego, cuando a través de la danza y en varios tipos de juegos se ponen en actividad todos los sentidos dentro del marco de lo que es sensualidad y erotismo: bien sea cuando en parejas, cada uno, alternadamente, danza frente al otro intentando seducirlo; o cuando al ritmo de la música y sosteniéndose la mirada, ambos recorren el salón.

Así, simplemente escrito, para un padre de familia o cualquier desprevenido se trata de algo muy parecido a la antesala de una orgía o algo por el estilo.

Sin embargo, es uno de los talleres juveniles que sobre el tema de la sexualidad realiza periódicamente la Asociación Salud con Prevención, y que en esta oportunidad tiene el objetivo principal de servir de preparación al Primer Encuentro Juvenil sobre Amor y Sexualidad.

Pero es que es tal el distanciamiento que sobre estos temas hay entre hijos y padres que estos últimos dice la sicóloga María Claudia Abello ignoran que ellos, sus hijos, anhelan y necesitan tratar, con el máximo de seriedad y respeto.

Así se evidencia en las respuestas. Siempre, al final de cada sesión, cada uno dice qué entendió o qué sintió.

Muchos de ellos, adolescentes, modernos, desparpajados y descomplicados, muestran con sus apreciaciones y actitudes que en el fondo todavía están llenos de prejuicios y complejos. Bien sea que no responden o que sus repuestas sean cortantes: sí, no, me gustó, me desagradó...

Otros, por el contrario, aprovechan el espacio para tumbar definiciones tradicionales (incluido el halo de maldad) y enciclopédicas que se tienen de erotismo: Afición desmedida y enfermiza a todo lo que concierne con el amor .

Para ellos, el erotismo es la forma de enriquecer el amor, de reconocer el cuerpo y, al mismo tiempo, de aprender a respetarlo. Por medio de dibujos, símiles o frases, se manifiestan seres eróticos, que tienen emociones, que atraen o son atraídos sexualmente.

Enfatizan en que, contrario a lo que se ha creído tradicionalmente de ellos, su sexualidad no es solo genital, y por eso hablan y se muestran interesados por recuperar las caricias, las miradas, los besos como forma de expresión.

Claro que todavía son poco creativos al momento de intentar expresarse con palabras o con el cuerpo. Ellos explican esto de acuerdo a la manera como hayan sido educados: no se les ha enseñado a exteriorizar lo que sienten.

Evitan las explicaciones moralistas cuando hablan de pornografía, pero la descartan como una forma de emocionarse. Les parece muy cruda. Demuestran su pertenencia a la generación del video, pues ni la literatura ni la música los motiva tanto como una buena imagen.

No es que pretendan descrestar o aparentar con sus respuestas o actitudes. Es cierto que todavía son vulnerables e inestables, que varios de ellos sino la mayoría comenzó sus relaciones sexuales por la simple inquietud de saber cómo es eso?, que su principal fuente de información son los amigos, tanto o más mal informados que ellos.

Lo diferente aquí es que por fin encuentran lo que tanto buscan o esperan de su familia y de sus maestros: un espacio de diálogo.

Poco a poco, las actividades les permite compartir sus impresiones acerca de la pornografía o la excitación. Dialogar sobre las posibilidades lúdicas del cuerpo y la imaginación o comentar sus relaciones de pareja. CAMBIO TURNO Para acabar con aquello de que solo los adultos jóvenes de otros tiempos son los que hablan sobre los jóvenes de hoy, un grupo de adolescentes decidió convocar a la juventud bogotana la experiencia se extenderá luego al resto del país a hablar sobre su faceta de amor y sexualidad.

En el encuentro, que se realizará entre el 24 y 25 de marzo, se tratarán temas como noviazgo, pareja (homosexual, heterosexual o bisexual), relaciones, autoestima, identidad, roles sexuales, valores personales...

Se puede participar, sin costo, enviando trabajos, ensayos, cuentos, pinturas, caricaturas, fotografías, ponencias... Más información en Salud con Prevención: calle 54 #10-81. Ofic.901. Teléfonos 2 488287 y 2 484192.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.