TERMINÓ PARO BANANERO EN URABÁ

TERMINÓ PARO BANANERO EN URABÁ

Con las carreteras militarizadas empezó a normalizarse ayer la actividad bananera en la región de Urabá. El 90 por ciento de los obreros, de las 409 fincas, volvieron a sus trabajos.

30 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Las pérdidas de los bananeros, durante los seis días de paro, ascienden aproximadamente a 4.000 millones de pesos. Así mismo, los trabajadores dejaron de recibir 650 millones de pesos en salarios.

Tanto los cultivadores como los comercializadores informaron ayer que las comercializadoras Banadex, Proaban y Uniban trabajaban normalmente, mientras que Banacol tenía problemas en fincas de Carepa, Chigorodó y Zungo.

Según el general Víctor Alvarez Vargas, comandante de la Brigada 17, en esos sitios los trabajadores de las fincas son militantes del Partido Comunista y están siendo obligados por la guerrilla para que no trabajen.

La salida del banano se realiza por el embarcadero de Nueva Colonia, ya que el de Zungo sigue fuera de servicio por las amenazas guerrilleras.

El retorno de los 10 mil trabajadores del banano a sus puestos de corte, lavado y empaque de la fruta, ha sido posible por que la Brigada 17 ha suministrado servicio de Transporte en camiones militares, para que las personas no sientan temor de circular por las carreteras.

Así mismo, hay grupos de soldados vigilando las carreteras que conducen a las plantaciones.

Los transportadores, que también habían dejado de trabajar por temor a que les quemen sus vehículos, prestaron ayer sus servicios.

El general Alvarez pidió a la comunidad que salga a trabajar y que trate de llevar una vida normal.

Juan Diego Vélez, presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura), dijo en Medellín que la parálisis más fuerte fue en Chigorodó y Carepa. Estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios para recuperar la fruta y embarcarla hasta el viernes .

Vélez dijo que no nos queda ninguna duda de que fueron las Farc las que promovieron el paro y los que han utilizado a la comunidad como escudo de la confrontación que tienen con los paramilitares. Es una política de desestabilización frente a un fenómeno paramilitar que crece .

El general Alvarez ratificó que el paro se debió a que hay zozobra y temor por que las Milicias Bolivarianas del V frente de las Farc coaccionaron a los trabajadores para que no trabajaran.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.