PORRO CANTADO, O SÓLO INSTRUMENTAL

PORRO CANTADO, O SÓLO INSTRUMENTAL

Por primera vez en San Pelayo, su tierra, se abrirá la competencia para que entre al escenario el porro cantado. Desde hoy viernes, esta tierra cordobesa se vestirá de fiesta en el marco de Festival Nacional del Porro, que concluye el domingo de madrugada.

30 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Pero no sólo San Pelayo tiene un fin de semana fiestero. En Sincelejo también se celebran las fiestas de San Pedro y San Pablo, con cabalgatas, fandangos, carreras de caballos y festival gastronómico.

En el Festival del Porro, las condiciones están dadas para rescatar este ritmo y regresarlo al encumbrado lugar de honor que siempre ocupó como la más ancestral expresión musical folclórica de la región del Sinú. El porro se ha extendido exitosamente por toda la costa y otras regiones de Colombia, como marco musical para los bailadores de fandangos, para los amigos de las fiestas de corraleja, y para los bailadores de paseos en fincas.

Este año hay récord de inscripción de porros inéditos. En porros instrumentales hay treinta y seis inscritos. En porros cantados las inscripciones se elevan a cuarenta y tres; los fandangos suman quince. También hay quince danzas participantes, que representan a los departamentos de Atlántico, Tolima. Magdalena y Córdoba.

Hay expectativa por el porro cantado, pues la discusión al respecto no ha sido poca. Hay quienes consideran que cantar el porro o ponerle letra es una profanación al folclor del Sinú, según señala el abogado y experto en folclor, Guillermo Valencia Salgado (Compae Goyo) cuando dice que los hechos folclóricos deben ser manifestaciones espontáneas, populares y transmitidos de generación en generación.

A los sinuanos, ninguna generación les transmitió porros cantados, solo instrumentados.

Durante un foro en la taberna Palabras, en Montería, el Compae Goyo afirmó que el porro pelayero es inmodificable. Vigencia absoluta de la tradición. No letra. El porro no necesita de innovaciones que lo desvirtúen. Hay que respetar la música de los abuelos .

Por su parte, William Fortich, estudioso del folclor, varias veces presidente del festival y actual asesor de la junta organizadora, insiste en que hay que diversificar el porro.

Necesitamos que los músicos se actualicen o le introduzcan modificaciones al ritmo, respetando los puntos de referencia del folclor, para que el porro llegue, se oiga y tenga mercado. El porro debe popularizarse. No solo hay que respetar los ancestros, también se debe respetar la subsistencia física de los músicos. Estos necesitan comer, vestirse, atender a sus familias, vivir dignamente , dijo.

Los miles de seguidores del porro, junto con las bandas participantes y concursantes, serán quienes digan la última palabra. Si les gusta más el porro instrumentado o si el porro cantado cuenta con su aceptación. La voz del pueblo es la voz de Dios, dice Fortich.

El Festival comenzó el jueves con la noche de porros, con el hermoso amanecer pelayero. Este año se realizará el encuentro nacional de bandas y demás agrupaciones invitadas. Participan las bandas San Jerónimo, de Ayapel, dirigida por José Antonio Barrios; Nueva Esperanza, de Manguelito, dirigida por Manuel Cristóbal Genes; San José, de Toluviejo (Sucre), de Manuel Segundo Paternina; 13 de Enero, de Canalete, Luis Contreras; Raicilleros, de Planeta Rica, Robin Naranjo; Banda de Chochó (Sucre), director, Armando Contreras; y 19 de Marzo, de Laguneta, director: Miguel Emiro Naranjo.

El encuentro de bandas profesionales empatará con la alborada musical peyalera, que arranca desde las 3 de la madrugada del sábado y que recorrerá barrios y corregimientos y varios municipios vecinos. Cierra la alborada la gran banda integrada por los músicos participantes en el XIX Festival Nacional de Porro, en la tarima María Varilla.

A partir de las 11 de la mañana y durante todos los días, hay presentaciones de bandas, gaiteros, bullerengue y grupos folclóricos en los de kioscos y la tarima principal.

Los concursos regionales de bandas y nacional de porro cantado se inician a partir de las 6 de la tarde del mismo sábado, en el escenario María Varilla, y luego se cumplirá el primer gran fandango popular.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.