COME MUCHA GASOLINA

COME MUCHA GASOLINA

Uno de los rubros de mayor peso en el costo mensual de operación del automóvil es el consumo de gasolina.

30 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Por lo tanto, cualquier esfuerzo que se pueda hacer en su control se traduce en términos de ahorro de dinero.

Aunque lo primero que debe hacer es visitar a su mecánico, sin embargo aquí le explicamos para su conocimiento las posibles causas de esta falla mecánica.

Para saber si el motor está consumiendo más de lo normal, hay que hacer una inspección física a varias partes del automóvil; y un cálculo comparativo entre los kilómetros recorridos, con respecto del rendimiento del combustible.

Para lo primero, se desmontan las bujías y, de acuerdo con la coloración del electrodo y la loza interna, se puede determinar en qué condiciones está.

El tono negro delata un excesivo paso de gasolina en el interior del motor, con consecuencias lamentables.

Cuando eso ocurre, aparte de hacer difícil la marcha, se genera un flujo de combustible hacia el depósito de lubricante, lo que hace perder al aceite la viscosidad y sus cualidades protectoras.

En principio se revisa que el filtro de aire esté limpio, puesto que a mayor suciedad mayor limitación del paso de oxígeno, y mayor consumo de gasolina.

Si éste se encuentra en buen estado, las causas del problema radican en una mala calibración del sistema de alimentación de combustible, sea de carburador o de inyección.

Posteriormente se chequea que la mariposa del choke no esté atorada, puesto que obturaría el conducto de admisión.

Otras piezas que se revisan, en el caso del carburador, son la válvula de paso de combustible (conocida como base y punzón ), el flotador del depósito y el chicler principal, entre otros.

En el sistema de inyección, se verifica el buen funcionamiento del controlador de marcha mínima y que los inyectores estén correctamente calibrados.

Otra causa para que la visita a la bomba de gasolina sea más frecuente de lo deseado, es que el tubo de escape esté tapado.

Esto hace que el motor se esfuerce más de lo necesario en la tarea de expulsión de gases quemados.

Por otra parte, una mala calibración de válvulas también puede ser la causa de la tragadera .

Estos dispositivos son los que permiten los correctos llenado, sellado y vaciado de los cilindros, dependiendo de si abren y cierran como el fabricante lo ordena.

En todo caso, un color ladrillo en las bujías, demuestra el buen funcionamiento del sistema de alimentación del combustible, y la recuperación del saldo en rojo de su chequera.

RECOMENDACIONES > Haga sincronizar el motor de su vehículo semestralmente, o cada 15 mil kilómetros.

> Ante un aumento considerable en el consumo de gasolina corra a su taller. Su bolsillo y la naturaleza se lo agradecerán.

> Cuando el motor emite humo negro es síntoma inequívoco de que el paso de combustible es exagerado.

> Si percibe olor a gasolina dentro del habitáculo, haga revisar los tubos de conducción. Es probable que estén perforados y, en consecuencia, haya fugas.

> Entérese de la capacidad máxima del tanque de gasolina de su automóvil. Llénelo a rebosar, mida el número de kilómetros recorridos hasta la siguiente tanqueada, y realice la división de los dos factores. Así sabrá cuántos kilómetros por galón está efectuando. Compare con lo que el fabricante ordena. Así sabrá si tiene que visitar a su mecánico, y a viajar tranquilo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.