ABOGADA ASESINADA ESTARÍA INVESTIGANDO CARROS OFICIALES VISTOS EN HOMICIDIO DE GÓMEZ

ABOGADA ASESINADA ESTARÍA INVESTIGANDO CARROS OFICIALES VISTOS EN HOMICIDIO DE GÓMEZ

Un completo misterio rodeaba ayer la investigación por el homicidio de la abogada de la Procuraduría Clara Valencia Linares, abaleada el lunes en la tarde frente al Cementerio Central de Bogotá.

21 de febrero 1996 , 12:00 a. m.

La funcionaria, que cumplía labores de visitadora en la Procuraduría Delegada para la Vigilancia de la Policía Judicial, al parecer estaba comisionada para investigar el cambio de placas de dos carros adscritos a los organismos de seguridad que habrían estado en la escena del crimen del dirigente conservador Alvaro Gómez Hurtado.

Este hecho, aunque no fue confirmado por los voceros del Ministerio Público, ayer obligó a hacer una urgente revisión de todos los expedientes en los que Linares había participado.

Según el viceprocurador, Luis Eduardo Montoya, la abogada no había advertido sobre amenazas contra su vida.

Otros allegados a la funcionaria dijeron que no llevaba casos de mayor trascendencia, y dijeron que el último proceso que se le comisionó estaba relacionado con la retención de vehículos por parte de los organismos de Policía Judicial.

Otro de los ingredientes que sembró inquietudes sobre el homicidio, es que el compañero de la funcionaria, Roberto Otálora Huertas, era abogado defensor del agente de la Policía Humberto Valero Sánchez, que está sindicado de homicidio.

Valero Sánchez fue llamado a juicio por la Fiscalía 37 Seccional de Bogotá, bajo la sindicación del asesinato de Oscar Augusto Rojas, cometido en 1995.

El caso estaba en el Juzgado Séptimo Penal del circuito de Bogotá, que había fijado para la próxima semana la audiencia pública en la que debía intervenir el abogado asesinado en la noche anterior en el centro de Bogotá.

Hace una semana, la pareja de abogados había sido objeto de un intento de robo en su casa, en el barrio La Soledad, en el centro de Bogotá.

Según sus familiares, cuando llegaron a su residencia, un grupo de ladrones intentó robarles el automóvil. Durante el incidente, los ladrones dispararon tres veces al aire para intimidar a los abogados, sin embargo éstos lograron huir.

La abogada Linares pertenecía a la Procuraduría desde hace 16 años, donde había laborado en la Viceprocuraduría, en las delegadas para las Fuerzas Militares, la Contratación Administrativa y en la Vigilancia para la Policía Judicial.

En el momento del atentado, la visitadora de la Procuraduría llevaba consigo un documento que la comisionaba para realizar la investigación por la retención de vehículos y las declaraciones que había tomado dentro de ese caso.

Ayer, el subdirector de la Policía, general Luis Montenegro, ordenó que se exijan los documentos de todas las motocicletas y la debida identificación de las personas que porten armas en la ciudad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.