CAEN VICEPRESIDENTE Y MINDEFENSA DE ESPAÑA

CAEN VICEPRESIDENTE Y MINDEFENSA DE ESPAÑA

A menos de 24 horas de comparecer ante el parlamento para explicar el escándalo de las escuchas ilegales, Felipe González, presidente del gobierno español, entregó ayer las cabezas de su vicepresidente Narcis Serra y del ministro de Defensa, en una maniobra calificada por la oposición de escudo para salvar la (cabeza) propia .

29 de junio 1995 , 12:00 a. m.

González aceptó las dimisiones de Serra y del ministro Julián García Vargas, presentadas desde hace varios días, después de que la prensa revelara que los servicios secretos españoles tendieron, entre 1984 y 1991, escuchas telefónicas ilegales a decenas de personalidades, entre ellas el propio rey Juan Carlos.

Sus sucesores aún no han sido designados, aunque la prensa española apuesta por el canciller Javier Solana -que conservaría el cargo de ministro de Exteriores- o el ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, como posibles aspirantes al cargo del ex-vicepresidente Serra.

Para la oposición es claro que la decisión no pasa de ser un mero escudo que despiste a la opinión pública , y que al aceptar González estas dos dimisiones, las cabezas de Vargas y Serra , trata de salvar la suya propia . Así calificó ayer la decisión el Partido popular (PP, principal partido de la oposición, derecha).

Tanto el PP como la coalición Izquierda Unida (IU, en torno al Partido comunista) han vuelto a exigir estos últimos días la dimisión de González, o la convocatoria de elecciones anticipadas, tras revelarse la semana pasada el asunto de la escuchas ilegales.

Serra fue ministro de Defensa de 1982 a 1991 y como tal, responsable de los servicios secretos. El CESID (Centro Superior de Información de la Defensa, servicios secretos) realizó esas escuchas telefónicas sin autorización judicial. García Vargas, ministro de defensa desde 1991, llevaba casi nueve años en el gabinete de Gonzalez. Antes había sido Ministro de Sanidad y Consumo. Los dos eran considerados como fichas muy cercanas al presidente.

Observadores vaticinaron que hoy ante el parlamento Felipe Gonzalez tendrá sin duda una de sus más duras pruebas de toda su carrera política y de sus 14 años de gobierno.

Vamos a ser duros con González , advirtió Francisco Alvarez Cascos, secretario general del Partido Popular.

El diario El País, que generalmente está a favor del gobierno, dijo en un editorial este fin de semana que González había llegado al final del camino.

Las elecciones generales deben ser convocadas tan pronto como sea posible, para abrir una nueva fase en la vida política española... La era González llegó a su fin , dijo El País en una nota que muestra la tensión existente en España.

Miembros del Partido socialista obrero español (PSOE, en el poder desde 1982) han aducido que detrás de la filtración de esas escuchas telefónicas, especialmente al diario opositor El Mundo, hay un complot contra el gobierno de González.

Sin embargo, la prensa española considero poco probable que el presidente del gobierno dé pruebas sobre esa supuesta trama en su comparecencia ante el parlamento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.