Jimena Ángel, un debut que tomó 10 años

Jimena Ángel, un debut que tomó 10 años

La aparición de la cantante Jimena Ángel en la tarima de Rock al Parque 2009 fue un momento melancólico, porque traía a la memoria buenos años del rock nacional, al recordar a su banda, Pepa Fresa.

30 de julio 2009 , 12:00 a.m.

Sin embargo, también fue una primera muestra de lo se traía entre manos la rubia, que había prometido durante 10 años un álbum debut y ahora se lo presenta a los colombianos: Día azul.

“Es un disco un poco esquizofrénico”, adelanta la joven que cautivó al público roquero, en los años 90, con su grupo.

Desde esa época, cuando esta joven promesa de la escuela de Misi cumplía su sueño, al protagonizar apariciones inolvidables en el festival bogotano, todo el mundo hablaba de lo prometedora que se veía su carrera.

Pero los giros del destino impidieron en ese momento que Jimena conjugara sus energías. Pepa Fresa se disolvió en 1999 y el comienzo de su carrera en solitario se enfrió: en los archivos de una reconocida casa discográfica aún permanece material grabado que no vio la última mezcla y tampoco salió a promoción.

La apuesta de la cantante por conservar sus ideas despertó entonces comentarios de críticos en los que la calificaban como “inconstante”: “No fue fácil: solo me ofrecían contratos en los que tenía que sacrificar mi música, mi personalidad, mi forma de vestir, y yo no estaba dispuesta a eso”.

Jimena no solo cantaba. Participó como actriz en la novela El amor es más fuerte, donde también se dio una vitrina musical.

Luego, se unió, como una de las voces, a la agrupación Sidestepper, de Richard Blair e Iván Benavides, para ir a una extensa gira por Europa, que se convirtió en una estadía de largo alcance.

Fue su encuentro con Juanes en el 2005, luego de la entrega de unos premios Shock, el momento que marcó el principio de un sólido retorno, pues el antioqueño la conectó en Miami con el productor estadounidense Sebastian Krys (Shakira, Marc Anthony, Gloria Stefan).

Once canciones enérgicas A partir de allí se cocinaron sus ideas más interesantes, junto a músicos de la talla del bajista Tony Levin, quien fue miembro de King Crimson y de la banda de Peter Gabriel.

Día azul es un compendio de once canciones enérgicas y roqueras, que no esconden su romance eterno con la guitarra eléctrica, esa que se ha trenzado desde Pepa Fresa. Sin embargo, la canción que le da el título al álbum busca ser más armónica, acude a la guitarra acústica y tiene un formato más radial, que evoca, por momentos, a bandas como 10.000 Maniacs.

Participaron en la grabación Iván Benavides y Juan Gabriel Turbay (Poligamia).

El álbum, del que Jimena asegura que marca una diferencia con Pepa Fresa, pues esta se caracterizaba por un público más alternativo, se estrenó primero en México, con concierto de apertura de Juanes allá y, luego, en Bogotá, donde se presentará en septiembre.

“Yo no tengo problema en decir que soy más pop, esta es una música a la que quise llegar; que no fueran canciones solo para mí o para mis amigos, sino que me entendieran más personas”, asegura.

Curiosamente, quiere volver a la escena subterránea de los bares de Bogotá, porque siente que sigue perteneciendo a esa movida

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.