Secciones
Síguenos en:
Cinco hospitales no producen ni siquiera para su sostenimiento

Cinco hospitales no producen ni siquiera para su sostenimiento

En estado crítico se encuentran varios de los hospitales del departamento. Incluso, algunos pasan apuros para garantizarles atención a sus pocos usuarios.

Un ejemplo crítico es el Hospital Diógenes Troncoso, de Puerto Salgar, que no tiene cómo pagar los casi cinco años que adeuda de acueducto y alcantarillado ni los seis meses de retraso en los salarios de sus 45 empleados.

Este centro ha perdido a muchos de sus usuarios porque la población afiliada al régimen subsidiado se ha reducido dramáticamente y, por si fuera poco, los habitantes del municipio, que además presenta altos índices de desempleo, prefieren desplazarse a otras poblaciones en busca de un mejor servicio. Una situación parecida vive el hospital de San Juan de Rioseco.

Según la Secretaría de Salud de Cundinamarca, cinco de los 37 hospitales del departamento, es decir, el 13 por ciento, no tienen recursos suficientes para operar y se encuentran en situación alarmante.

“Los hospitales de San Juan de Rioseco, Medina, Villeta y Fusagasugá, además del de Puerto Salgar, enfrentan serios problemas de gestión, infraestructura y poseen altos costos fijos, que no son compensados con relación a las ventas que reportan”, dijo Soraya López, secretaria de Salud de Cundinamarca.

Villeta y Medina, según López, son ejemplos de falta de gestión de sus gerentes encargados. El hospital de Fusagasugá comenzó a deteriorarse desde hace cuatro años, pues disminuyó sus ventas y hoy el pasivo prestacional lo tiene a punto de la quiebra.

Reestructuración es inminente A pesar de las dificultades, la Secretaría de Salud no tiene planeado el cierre de ninguno de los centros hospitalarios, aunque no se descartan liquidaciones para luego entregarlos al sector privado, como sería el caso del de La Vega, que está en evaluación porque sus costos de operación superan sus recaudos.

“Hay que revisarlos con profundidad, para determinar si son viables o no financieramente, pero, en principio, hay que pensar en que necesitan reestructuración urgente”, explicó López.

Según Róger Madarriaga, el nuevo gerente encargado del hospital de Puerto Salgar, y quien llega por segunda vez a enfrentar una crisis en este centro asistencial, la clave está en examinar la contratación exagerada.

“En el hospital de Puerto Salgar hay que prescindir de algunos cargos que han incrementado la nómina y, al mismo tiempo, tratar de ahorrar, para brindarle un mejor servicio a la comunidad”, recalcó.

Para Madarriaga, el segundo paso que hay que dar para obtener unas finanzas más alentadoras es generar convenios con instituciones oficiales o privadas, que permitan hacer presencia en otros escenarios y generar recursos adicionales, aunque es urgente también realizar inversiones en equipos y en infraestructura física.

“Es necesario hacer gestión con la Alcaldía y con la Secretaría de Salud de la Gobernación, para conseguir más recursos. Nuevos contratos nos permitirán apalancar el desarrollo de nuestros centros hospitalarios”, concluyó Madarriaga.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.