ASESINAN A VISITADORA DE LA PROCURADURÍA

ASESINAN A VISITADORA DE LA PROCURADURÍA

Desconocidos asesinaron anoche a la abogada Clara Valencia Linares, quien se desempeñaba como visitadora de la delegada de la Procuraduría ante la Policía Judicial. Cinco horas después de su muerte, su compañero Hugo Roberto Otálora Huertas, quien había resultado gravemente herido en el atentado, falleció cuando era intervenido quirúrgicamente.

20 de febrero 1996 , 12:00 a. m.

Las informaciones iniciales señalan que el atentado criminal se produjo a las seis de la tarde cuando la funcionaria y su acompañante se desplazaban en su vehículo, un Daihatsu de color blanco de placas BCX 389, por la carrera 19 con calle 27, en inmediaciones del Cementerio Central, en el centro de Bogotá.

Según algunos testigos que presenciaron el crimen, hombres que se movilizaban en una motocicleta dispararon en repetidas oportunidades contra la pareja.

De inmediato, Valencia y Otálora, los dos abogados, fueron auxiliados y llevados hasta la Fundación Colombiana Pro Animales, ubicada a solo unos pasos del lugar del atentado.

Allí, el médico Carlos Jara, que se encontraba de turno, les prestó los primeros auxilios mientras llegaba una ambulancia para trasladarlos a un centro asistencial pero después de cinco minutos la abogada Valencia, quien había llegado en estado crítico, murió.

Según el reporte médico, Valencia Linares recibió cuatro impactos de arma de fuego.

Su compañero fue trasladado al servicio de urgencias de la Clínica Marly, en donde la Policía dispuso una vigilancia especial.

Otálora murió poco después de las 11 de la noche cuando era operado para extraerle los tres proyectiles de bala.

La Policía Metropolitana de Bogotá inició anoche operaciones tendientes a hallar a los responsables del crimen que, según los testigos, se movilizaban en una motocicleta 175, pero hasta el cierre de esta edición no se había producido ningún resultado positivo.

Según el noticiero QAP, el procurador general, Orlando Vásquez Velásquez, dijo que la funcionaria asesinada llevaba irregularmente dos expedientes en su vehículo.

Según la misma información, Valencia manejaba delicados expedientes del Ministerio Público contra miembros de la Dirección de Policía Judicial (Dijín) y el Servicio Seccional de Policía Judicial (Sijín).

Anoche EL TIEMPO intentó confirmar la versión con funcionarios de la Procuraduría pero no fue posible.

Familiares del abogado Otálora Huertas, dijeron a RCN que hace una semana el abogado les había comentado que le habían hecho tres disparos pero que él no tenía nada pendiente con nadie.

Agregaron que la doctora Clara era muy reservada, no comentaba nada, decía sí que tenía unos procesos supremamente delicados y que al finalizar el año pensaba abandonar el país.

El 12 de julio del año pasado la abogada Dolores Socotta García, funcionaria de la Procuraduría Delegada para el Menor y la Familia también fue asesinada a tiros en el barrio Nueva Santafé, en el centro de la capital, pocos minutos después de abandonar su despacho.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.