Secciones
Síguenos en:
El otro yo de la lavandera inexistente

El otro yo de la lavandera inexistente

DIEGO GUERRERO

La obra publicada fue llevada a la Galería con una carta, en la que la lavandera le agradecía, a través de ella, a Yolanda Izquierdo, el personaje que aparecía dibujado en la obra de la artista, por los milagros que la mujer asesinada le había concedido (véase recuadro).

La artista, impactada por lo que contaba la lavandera, modificó parte de la exposición que preparaba y la denominó ‘Carta furtiva’. La noticia se difundió en los medios, con un llamado para que la humilde mujer apareciera, pues todo parecía impresionantemente novedoso, a la vez que absurdo.

Semanas después, durante una exposición de una obra suya en la Plaza de Bolívar, Hosie reveló a EL TIEMPO que él era la falsa lavandera.

¿Su interés era enfatizar en una persona del común? Con la obra de Beatriz surgió la oportunidad de escribir una carta de un personaje ficticio que había pintado antes y al que le podía dar voz.

Utilicé un anónimo, porque habría sido tonto escribir como artista.

¿Por qué reveló su autoría? Con mi aparición ‘maté’ a esa mujer y generé un conflicto, pues asumí el ridículo y el papel del que engaña. Era importante aparecer; todo está descrito en la carta: digo que los mensajes en este país se van volviendo una novela y se pierden los esfuerzos. Al aparecer, entra la desconfianza del mercado del arte. Se pierde el mensaje de la lavandera y hay miedo de los galeristas y, seguramente, de Beatriz González, de que quieran deslegitimar y dañar su obra. Entonces aparece el cínico que quiere usar la carta para iniciar un juego de artimañas en la retórica desgastada del arte.

No me interesa ese juego del mercado.

¿Y lo que se desató sobre usted? Muchos creen que soy ingenuo porque renuncio al mercado, que es lo que plantea la lavandera de ropa en la carta. La última frase dice: entiendo que ahí no estaba el valor. Ella encontró el verdadero valor en la obra de Beatriz, que no es el precio de un cuadro, sino en la reflexión sobre Yolanda.

¿Su obra va contra de la de Beatriz González...

No. Mi obra es una de las miles que se imprimieron. Yo usé la mía para envolver un aguacate, que es lo que hubiera hecho la lavadora de ropas: algo práctico.

¿Que pasa si la carta no hubiera trascendido? Hubiera armado la casa y planteado otra estrategia. La lavandera no surge por la obra de Beatriz. Ya había escrito sobre la lavandera en la revista 'Proyecto Diseño', me demoré siete meses pintando los dos cuadros. Mandé la carta luego del Salón Nacional, donde expuso a Yolanda. Yo no sabía que iba a haber otra exposición con Yolanda.

Esa obra terminó afectando la de Beatriz González.

Fui el primer sorprendido cuando vi que ella dirigió su exposición con el pensamiento de esta mujer. En ese momento, me asusté, al ver la reacción de Beatriz , pues al haber transformado su obra iba a cargar con una desilusión fuerte, inicial. Pero, siento una alegría profunda, porque solo podría ser una mujer con la honestidad y sensibilidad de ella la que podía darle la voz a una mujer sencilla, honesta y con valores como la lavadora de ropa. Yo escribo la carta, pero la que la legitima es Beatriz González.

LAS HISTORIAS DEL ARTE.

El cuento comenzó con una foto del periodista Álvaro Sierra, publicada en EL TIEMPO, en la que la campesina Yolanda Izquierdo aparecía con un mapa en la mano. En el reportaje, la mujer contaba sus luchas por recuperar sus tierras, pero, fue asesinada el 31 de enero del 2007, en Montería. Luego, la artista Beatriz González realizó un trabajo a partir de la foto, que denominó ‘Ondas de Rancho Grande’ y lo publicó en la edición dominical de EL TIEMPO. Se convocaba a la gente para que lo interviniera. A la galería de Alonso Garcés, donde la artista preparaba una exposición, llegó una carta escrita por una mujer humilde, que contaba la devoción que desarrolló por Izquierdo, a quien calificaba de ‘santa’

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.