Secciones
Síguenos en:
El señor X contra Colombia

El señor X contra Colombia

Pese a que en Colombia se han dado pasos trascendentales en materia de legislación para reconocer los derechos civiles de las parejas homosexuales, el señor X no entiende porqué él tuvo que llevar su caso hasta Naciones Unidas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
19 de julio 2009 , 12:00 a. m.

Y tampoco entiende por qué, si la Comisión de Derechos Humanos, a través del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, falló a su favor, en Colombia aún no se ha hecho efectiva la disposición que determina la “obligación de adoptar medidas que prohíban la discriminación basada en la orientación sexual”. En otras palabras, que le otorguen la sustitución pensional, es decir, que él pueda recibir la pensión de su pareja.

Se trata de una larga lucha jurídica que han librado el señor X y el abogado Germán Humberto Rincón Perfetti, quienes llevan 15 años peleando esta causa en distintos tribunales colombianos, en donde reiteradamente se negó la posibilidad de otorgar la pensión a un hombre, pareja de otro hombre.

La relación Se trata, también, de una historia de amor que comenzó en una cafetería cualquiera de Bogotá, en donde se conocieron el señor X y el señor Y.

El señor X vivía en su casa del barrio Teusaquillo de Bogotá; el señor Y, solo, pues su familia vivía en el campo. Así, pasaron 12 años de relación.

Después, decidieron vivir juntos, de forma abierta y sin tapujos. Pasaron 8 años más.

El señor X administraba una cafetería, pero dependía económicamente de su pareja, quien trabajaba en el Congreso de la República. De ese modo ambos organizaron una vida en común, compraron enseres, hicieron viajes, inversiones y compartieron la vida.

Pero el señor Y murió meses después de obtener su pensión de jubilación (tras más de 20 años de trabajo en el Congreso), el 27 de julio de 1993.

La vida para el señor X se arruinó. Él, que siempre se había dedicado a cuidar a su pareja y a quien su compañero mantenía, entró en depresión. El negocio de la cafetería quebró y él se encerró en un cuarto. Desde entonces ha vivido de la generosidad de sus hermanos.

Meses después de la muerte del señor Y, en 1994, un amigo le recomendó hablar con el abogado Rincón Perfetti, quien lideraba desde entonces causas civiles de parejas homosexuales en Colombia. Para entonces, una nueva Constitución comenzaba a dar los primeros pasos en ese sentido. Ambos analizaron el caso y decidieron emprender la batalla jurídica.

Así, el 14 de septiembre de 1994, 14 meses después de la muerte del señor Y, el abogado presentó una solicitud de sustitución pensional ante el Fondo de Previsión Social del Congreso de la República. Siete meses después, el 19 de abril de 1995, el Fondo negó esa petición.

De allí en adelante vino un largo proceso de requerimientos en diferentes instancias judiciales. Un recurso de reposición ante el Fondo, en junio de 1995, también fue negado; una primera acción de tutela en agosto de ese mismo año, en el Juzgado 18 Penal del Circuito de Bogotá, fue negada; una segunda acción de la misma tutela, presentada ante el Tribunal Superior de Bogotá, en noviembre de 1995, confirmó la decisión negativa del Juzgado 18; una demanda ante el Tribunal Contencioso, negó la demanda en 1998; y, finalmente, un recurso de apelación ante el Consejo de Estado negó también, en julio de 2000, el recurso de apelación.

Así, desde 1995 y hasta el 2000, el abogado decidió interponer una reclamación ante el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra, pues ya no tenían más opción jurídica en Colombia.

Se pensó en el Comité de Derechos Humanos porque Colombia firmó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, de Naciones Unidas, en el que los países se comprometen, entre otros, a no permitir la discriminación por razones de orientación sexual.

Así, el 9 febrero del 2001, el abogado y su cliente enviaron por escrito la primera comunicación al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra.

El 30 de julio de 2002 el Comité contestó y solicitó “subsanar y aclarar el agotamiento del derecho interno en Colombia”. El abogado remitió un nuevo informe, más detallado, sobre los recursos interpuestos en el país y en el que aclaraba que se habían agotado todas las instancias internas.

Desde la primera comunicación del abogado, hasta el pronunciamento final del Comité, pasaron siete años: el 14 de mayo de 2007, con el voto de 16 miembros a favor y 2 que se apartan de ella, se expidió la Resolución 1361, con un fallo rotundo.

En resumen, el Comité consideró que el país violó el Artículo 26 del Pacto Internacional de Derechos Civiles al que Colombia se adhirió, específicamente en el numeral que considera una violación de los derechos humanos el hacer discriminación basada en la orientación sexual.

Y sobre esta base el Comité fijó un plazo de 90 días para que el Gobierno colombiano, como primera medida, divulgara el fallo y tomara acciones al respecto, es decir, ordenara lo necesrio para que se restituyeran los derechos del señor X.

Desde hace dos años el tema está en manos del Viceministerio de Asuntos Multilaterales de la Cancillería y de la oficina de Derechos Humanos de la Vicepresidencia de la República, por ser un caso que apeló a instancias internacionales.

“Sólo falta una decisión política para que la Vicepresidencia dé la orden y el Fondo de Previsión Social del Congreso haga efectiva la sustitución pensional”, dice el abogado Rincón.

Pero otra cosa piensa el Gobierno. De acuerdo con la comunicación oficial entregada por la Cancillería, “la publicación del fallo se encuentra en trámite”. Con respecto a la pensión, dice que “al señor X no lo cobija el fallo de la Corte sobre la sutitución pensional de parejas homosexuales de 2008, pues su caso sucedió en 1994”. Pero admite que “el Gobierno conoció de un fallo similar en el que sí se dio aplicación retroactiva”.

Ante esta declaración, el abogado asegura que “el Estado tuvo pleno acceso al derecho a la defensa y fue vencido en juicio”, y afirma que “las autoridades colombianas sufren de miopía legal queriendo asimilar el caso a la jurisprudencia interna de Colombia, sin tener en cuenta la cosmovisión internacional”; afirma que “en Colombia se ha peloteado el caso de entidad en entidad sin voluntad política”.

Mientras tanto, el señor X vive de la generosidad de sus hermanos, porque si no, como él mismo dice , “tendría que mendigar”.

Leyes que han hecho historia en Colombia Diciembre de 1998: Se logra la primera unión civil de una pareja homosexual, a través de la firma de una escritura pública en una notaría de Bogotá, en donde dos hombres se comprometen a amarse y a compartir sus bienes.

Octubre de 2007: La Corte Constitucional concede el beneficio a los homosexuales para que puedan afiliar a su pareja al sistema de seguridad en salud.

Abril de 2008: La Corte permite que las parejas del mismo sexo tengan derecho a pensión de sobreviviente, también da vía libre para que puedan afiliar a pensión a su pareja sin ninguna restricción.

Enero 2009: La Corte Constitucional se pronuncia sobre 42 disposiciones contenidas en al menos 20 leyes que protegen los derechos civiles y determina cambios puntuales que homologan los derechos de las parejas gay a los de las heterosexuales.

Julio 2009: el señor X epera que se cumpla el fallo de Naciones Unidas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.