Investigan si red de trampas infiltró al Consejo de Estado

Investigan si red de trampas infiltró al Consejo de Estado

La denuncia contra el ex magistrado y candidato a Fiscal General Juan Ángel Palacio, que fue archivada por falta de pruebas, no fue el único caso que puso a la Fiscalía a mirar lo que estaba pasando dentro del Consejo de Estado.

19 de julio 2009 , 12:00 a.m.

La investigación contra Manuel Felipe Salazar Espinosa, un narco extraditado a Estados Unidos y condenado a 30 años de prisión, arrojó pistas que, sorprendentemente, terminaron en interceptaciones y seguimientos a algunos empleados del Palacio de Justicia, específicamente de la Sección Quinta del Consejo de Estado. Es la misma sala que resuelve las demandas electorales.

Hace casi tres años, la Fiscalía grabó a Salazar hablando con su abogado de “arreglar” un proceso en ese tribunal. Al halar esa pista los investigadores llegaron hasta una red que negociaba con expedientes, que asesoraba desde adentro a demandantes y demandados y que incluso ofrecía “cuadrar” decisiones por plata.

En el mismo organismo investigador hay alarma porque a pesar de las pruebas recaudadas no hay decisiones sobre los protagonistas y no se descarta que la investigación termine archivada.

La ficha central en el escándalo es Carlos Arturo Fernández Trujillo, un abogado que trabaja como oficial mayor (asistente) en la Sección Quinta.

Hace tres años, la Fiscalía comenzó a monitorear sus comunicaciones, que aparecen radicadas con el número 10016000101200700005 de la Unidad Anticorrupción.

Interceptaciones, entrevistas, declaraciones y seguimientos hacen parte del expediente al que tuvo acceso EL TIEMPO y que menciona a congresistas, gobernadores, ex magistrados, abogados e intermediarios, entre otros, supuestamente interesados en procesos que cursan en el Consejo de Estado. En el expediente quedan claras las prevenciones de la red para evitar que sus ‘negocios’ fueran descubiertos por los magistrados titulares.

En la investigación también aparece el entonces fiscal Rommel Polanco Padilla, quien terminó en líos con la justicia, señalado de hacer parte de una organización criminal que realizaba falsos allanamientos. A Polanco, allegado a un alto dignatario de la rama judicial, lo detuvo la Dijín de la Policía en junio del 2007 cuando recibía de una mujer siete millones de pesos que le había exigido para ayudarle en un proceso.

‘Me interesa dar un millón’ En su celular, Fernández recibía a diario decenas de llamadas de personas interesadas en sus servicios. Y uno de los que más lo buscaban era el ex consejero de Estado Ernesto Ariza Muñoz, quien fue magistrado de ese tribunal entre 1991 y 1999.

Ariza le dijo el viernes a EL TIEMPO que apenas conocía a Fernández. Pero en el expediente hay decenas de llamadas que señalan que el ex magistrado le pagó la mitad de una especialización en la Universidad Libre y que le ofrecía dinero por saber cómo iban algunos negocios.

El 6 de octubre del 2006, a la 1:50 de la tarde, Ariza llamó a Fernández y le preguntó si le podía conseguir un oficio firmado de un caso que tenía que ver con el Atlántico: “Me interesa dar un millón de pesos”, le dijo.

El 9 de agosto de ese año, Ariza le hizo tres llamadas a Fernández y le preguntó por un contacto que tenía que hacer con un magistrado auxiliar.

El registro de la primera conversación, grabada a las 10:25 de la mañana señala: “Ariza le dice que le hable de esa vaina que están esperando a ver, que están ofreciendo lo que sea. Carlos Arturo le dice a Ariza que si es para que suba el lunes y (Ariza) le responde que sí, que pregunte a ver si lo pueden hacer el lunes”, Luego, el ex magistrado volvió a llamar y preguntó que si “al tipo ese del despacho de la vieja esa, el auxiliar, se le puede hablar” y Fernández le respondió que sí. Ariza contrapreguntó: “¿el magistrado auxiliar?” y el funcionario le reiteró que sí.

En la tercera conversación los dos hablan de demorar el trámite de un proceso. La llamada fue resumida así por la Fiscalía: “Ariza pregunta cuánto puede demorar y que si eso fue lo que le dijo el que les va a cobrar adentro (...) que si es con el magistrado auxiliar y Carlos Arturo le responde que sí. Lo que pasa es que como la vieja molesta tanto” anota este último.

‘No estaba enterado del tema’.

El pasado viernes en la noche, el presidente del Consejo de Estado, magistrado Rafael Ostau De Lafont Pianeta, le dijo a EL TIEMPO que nunca había oído mencionar a a Carlos Arturo Fernández Trujillo y que, por tanto, no sabía si laboraba en la Sección Quinta de ese tribunal.

El magistrado Ostau De Lafont agregó que tampoco estaba enterado del expediente contra Fernández en la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía y si otros funcionarios del alto tribunal también son investigados.

“Sinceramente no puedo decir nada, hasta averiguar quién es el funcionario y si alguien en el Consejo de Estado tiene conocimiento sobre el tema”.

Ostau De Lafont Pianeta dijo que iba a verificar la información en el tribunal, para hacer un pronunciamiento al respecto.

El presidente del Consejo de Estado no respondió ayer las llamadas que le hizo EL TIEMPO para conocer su pronunciamiento sobre el tema

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.