DUDAS SOBRE CANDIDATURA DEL VICE

DUDAS SOBRE CANDIDATURA DEL VICE

El primero de julio de 1991, en medio del fragor del debate constituyente, el entonces delegatario Guillermo Perry Rubio propuso la fórmula que zanjaría la controversia sobre las inhabilidades del Vicepresidente de la República.

25 de junio 1995 , 12:00 a. m.

La plenaria de la Asamblea aprobó con 49 votos un inciso redactado por Perry para el artículo 204 de la actual Constitución y escrito en los siguientes términos: El Vicepresidente no podrá ser elegido Presidente o Vicepresidente de la República para el período inmediatamente siguiente .

Según consta en las actas, al sustentar su propuesta, Perry explicó que lo hacía con el propósito de evitar que el vicepresidente en ejercicio se pudiera lanzar a una campaña política, en detrimento de la función de gobierno, o en situación altamente discriminatoria con otros candidatos .

Sin embargo, hoy, cuatro años después, la controversia resurge por cuenta de la expectativa política de una eventual aspiración presidencial del Vice Humberto De la Calle Lombana.

Amigos de esa aspiración aseguran que el artículo 204 no dio la última palabra y echan mano de otros textos de la Carta, en concreto del artículo 197 que, al tiempo que prohíbe la reelección presidencial, dice que no podría ser elegido Presidente el Vicepresidente cuando hubiese desempeñado el cargo durante tres meses, continuos o no.

EL TIEMPO consultó a figuras representativas de las dos partes. (Ver gráfica). Estas son sus opiniones: Jesús Pérez González-Rubio Constituyente Si se considera el texto del artículo 204 de la Constitución en sí mismo, como la historia de su establecimiento, o la voluntad del Constituyente, que apenas tiene cuatro años de haberse expresado. o se hace un análisis sistemático o gramatical de su texto, todo conduce de manera convergente a la misma conclusión: la inhabilidad del Vicepresidente para ser elegido Presidente de la República en el período inmediatamente siguiente. (...) Su altísima dignidad o investidura lo coloca en una situación ventajosa respecto del resto de sus competidores por la Presidencia, lo que quebranta una de las columnas vertebrales del nuevo ordenamiento constitucional, como es el de la igualdad de oportunidades frente al Estado.

Jaime Betancur Cuartas, ex presidente del Consejo de Estado El Vicepresidente puede aspirar legítimamente a la Presidencia en el próximo período, siempre y cuando renuncie a su cargo un año antes de la elección y si no ha ejercido la Presidencia por más de tres meses, en forma continua o discontinua durante el cuatrienio. Me baso para ello en el artículo 197 de la Constitución que, aunque consagra que no podrá ser elegido Presidente de la República el ciudadano que a cualquier titulo hubiese ejercido la Presidencia, establece excepciones para el Vicepresidente.

Es que en derecho público las inhabilidades tienen que ser taxativas y expresas. No pueden ser implícitas ni aplicarse por analogía. Su interpretación tiene que hacerse en forma restringida, limitada, por tratarse de excepciones a la regla general de que toda persona es apta para ser elegida. Así lo entendió la Sala de Consulta del Consejo de Estado al absolver una pregunta del Ministro de Gobierno, si bien el tema primordial de ésta se refería a las inhabilidades para ser elegido Vicepresidente. El artículo 204 tiene que ser interpretado en armonía con el 197.

Alfonso Gómez Méndez, ex procurador general La Constitución del 91 cambió en todos los sentidos el sistema de sucesión presidencial, en caso de falta absoluta o temporal del Jefe del Estado. Con la Constitución del 86, el Designado solo podía completar el período presidencial si faltaba menos de un año para que se cumpliera. De lo contrario, había que convocar a una nueva elección.

Hoy, el Vicepresidente se asimila en todo al Presidente en cuanto a las calidades, el origen y la vocación que tiene de gobernar por todo un período. Por eso, le es aplicable al Vicepresidente la prohibición de elección como Presidente para el período inmediatamente siguiente, aún cuando renuncie. Esta prohibición es absoluta y para comprobarlo solo hace falta revisar las actas de la Asamblea Constituyente.

Es claro que el Vicepresidente tiene privilegios que jamás conoció el Designado. Este nunca tuvo oficinas, asesores ni sueldo...

Héctor Riveros Serrato, ex consejero presidencial La Corte Constitucional ha dicho que una persona que en principio se encuentra en una causal de inhabilidad por hallarse en situación de privilegio respecto de los demás contendores, en forma tal que se le permita usar un cargo o bienes públicos para competir electoralmente, puede salirse de la inhabilidad mediante la renuncia. Obviamente, ésta debe producirse en un término razonable: un año antes de la elección, por ejemplo.

Esta misma interpretación fue la que permitió que Enrique Parejo y Carlos Lemos aspiraran a la Presidencia de la República después de renunciar a su investidura de concejales y que decenas de concejales, entre ellos Germán Vargas Lleras, aspiraran al Congreso.

Alfonso Palacio Rudas Constituyente El Vicepresidente no puede aspirar a ser elegido Presidente en 1988. El artículo de la Constitución, alrededor del cual se quiere armar una controversia, es muy claro. Pero aquí cada cual interpreta el derecho a su manera.

En el derecho hay un principio que dice que cuando el texto de la ley es claro, no se prescindirá de su tenor literal para efectos de consultar su espíritu.

Aida Avello, constituyente Puede que en las normas constitucionales no esté contemplado que el doctor Humberto de la Calle pueda ser candidato en el 98, pero de todas maneras creo que tampoco está descartado. Lo cierto es que los ciudadanos son iguales ante la ley. Y si son iguales ante la ley, pueden aspirar a los cargos de elección popular, guardando las debidas inhabilidades.

En mi modestísimo criterio, no veo por qué una persona que ocupe la Vicepresidencia no pueda ser candidato presidencial, aunque lleve una leve ventaja sobre los otros.

Augusto Ramírez Ocampo Constituyente La intención de los constituyentes fue eliminar la posibilidad de que el Vicepresidente fuera escogido como presidente en el período inmediatamente siguiente. El artículo 204 es sumamente claro, y cuando se hace referencia al artículo 197, hay que entender simplemente estaba prohibiendo la reelección en Colombia, es eso. Es decir, si un Vicepresidente llegare a ocupar por tres meses la Presidencia, quedaría inhabilitado de por vida para ser Presidente. En el 204 se establece claramente que el Vicepresidente no puede ser elegido para el período inmediatamente siguiente.

Si lo que se pretende en verdad es abrirle el camino a que el doctor De la Calle pueda ser candidato, habría que eliminar no solo la Vicepresidencia, lo que sería muy útil, sino eliminar los artículos correspondientes que son del 202 al 205. Habría que reformar la Constitución.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.