Secciones
Síguenos en:
Jugador del Junior mató a hincha

Jugador del Junior mató a hincha

Ocho días después de la derrota que le costó al Atlético Junior la pérdida del título del fútbol colombiano, el jugador del club Javier Flórez dio muerte con cuatro balazos a un hincha que le hizo bromas por el descalabro deportivo.

El incidente ocurrió a las 11:45 de la mañana de ayer en el barrio Los Robles, un sector populoso en el sur de Barranquilla, donde residen los padres del deportista.

La víctima fue identificada como Israel Cantillo Escamilla, un electricista de carros de 24 años, que laboraba con un tío en un taller informal que este tenía frente a su residencia.

Cantillo Escamilla, dijeron sus familiares, estaba casado y deja dos hijas de 12 y 8 años de edad.

Según la información que maneja la Policía, Cantillo fue atacado por el futbolista en la terraza de la casa de su pariente Elías Escamilla, donde laboraba.

Flórez lo increpó por las burlas que un grupo de jóvenes le venían haciendo desde la noche del sábado, a raíz del revés del Junior en la final del torneo Apertura ante el Once Caldas.

“Cuando pasaba por aquí le gritaban ‘maleta’ (mal jugador), no sudaste la camiseta, y esto como que lo enfureció”, contó un vecino del sector.

Antes de los disparos Israel Cantillo, forcejeó con el futbolista para desarmarlo, pero Flórez accionó el revólver y lo hirió en una mano, luego le disparó en el tórax.

Herido, el joven corrió unos 40 metros tratando de ponerse a salvo, pero el jugador lo persiguió y lo remató en el suelo, relataron los testigos.

Después se dio a la fuga.

Tras permanecer unas tres horas prófugo, Flórez se entregó a las 3:15 de la tarde en la Fiscalía de Soledad (Atlántico).

Vecinos del sector llevaron a Cantillo a la clínica de la Policía y otros trataron de destruir el vehículo de Flórez, que había estacionado a unos diez metros de la casa donde estaba la víctima.

En el interior del vehículo eran visibles varios envases de cervezas consumidas.

Residentes del barrio manifestaron que a eso de las 3 de la madrugada del domingo, el jugador juniorista protagonizó un incidente con otros jóvenes que le reclamaron por el fracaso del equipo barranquillero en la final.

“Él estaba borracho, discutió con los ‘pelaos’, fue a la casa de sus padres y regresó con un revolver –relató María del Carmen Vincent, vecina del sitio–. A dos de los muchachos los golpeó en la cabeza con la cacha del arma y luego se marchó haciendo disparos al aire”.

La señora agregó que, a raíz de los disparos, llamó a la Policía, pero ninguna patrulla atendió su clamor. “Si hubiesen llegado en ese momento, ahora no estaríamos lamentando estos hechos”, añadió.

La oficina de Prensa del Junior le dijo a EL TIEMPO que lamenta lo sucedido.

Sin embargo, solo hará un pronunciamiento oficial cuando hable con el jugador.

OCHO AÑOS EN EL EQUIPO TIBURÓN Javier Flórez, de 27 años, nació en Barranquilla. Está vinculado a la institución rojiblanca desde hace ocho años e hizo parte del equipo campeón en el 2004.

El domingo pasado, en la final del encuentro Junior-Caldas, estuvo en la titular, en su puesto de volante de marca, y fue reemplazado por Ricardo Ciciliano en el segundo tiempo.

''Estaba borracho, discutió con los ‘pelaos’, fue a la casa de sus padres y regresó con un revólver. Los golpeó con la cacha del arma y se fue haciendo disparos al aire”.

Relató una testigo sobre hechos ocurridos antes del asesinato

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.