EL SENA DEL VALLE LLEGA A SUS 38 AÑOS

EL SENA DEL VALLE LLEGA A SUS 38 AÑOS

Actualización y desarrollo del hombre vallecaucano; modernización de los recursos regionales para atender la apertura económica; fortalecimiento financiero y mejoramiento del clima organizacional, son los cuatro objetivos trazados en el Valle del Cauca por el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) al llegar hoy a sus 38 años de fundación.

21 de junio 1995 , 12:00 a. m.

De acuerdo con los retos que plantea la política económica trazada por el Gobierno central, la regional del Sena diseñó su plan de acción para lo que resta del presente siglo.

La entidad dirige en la actualidad sus esfuerzos hacia la modernización de su tecnología dura, invierte en máquinas, equipos y laboratorios; insiste en la automatización de los procesos de gestión; en la interconexión en red a bases de datos y en la transmisión electrónica de información.

Los cursos de capacitación son orientados según los nuevos requerimientos del sector industrial, agropecuario y de servicios. Se ofrecen por ejemplo, cursos de procesos de transformación del plástico que incluyen soplado, inyección, procesos de polimerización, mezclas y sistemas automáticos de manejo de materias primas. Hay servicio de instrumentación industrial, automatización y control de procesos; se presta orientación en microelectrónica, telecomunicaciones y autotrónica.

Para satisfacer las necesidades del subsector metalmecánico se brinda capacitación en mantenimiento industrial; soldaduras especiales y control numérico. Se atiende también los subsectores del cuero y las confecciones.

Entre los programas multisectoriales figura el desarrollo empresarial; hotelería y turismo; finanzas y contabilidad; actividades relacionadas con el área de la salud, el transporte y el comercio.

Sector primario Las acciones en los centros del sector primario no se descuidaron.

En el Centro Naútico Pesquero se forman técnicos profesionales en el procesamiento de carnes y mariscos; en el Centro Agropecuario de Buga el énfasis se da en el manejo post-cosecha y en la comercialización de frutas y hortalizas para incorporarles el valor agregado a estos cultivos; la mecanización agrícola y la reparación de equipos también se contempla en los planes del Centro.

En Tuluá, en el Centro de Especies Menores se forman promotores para el desarrollo y ejecución de proyectos de especies menores en extinción; también se trabaja con la población indígena para que promuevan estas especies en sus cabildos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.