Secciones
Síguenos en:
Honduras sería suspendida de OEA

Honduras sería suspendida de OEA

Los cancilleres de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) negociaban anoche una resolución que suspendería a Honduras de todo el sistema interamericano (crediticio y de defensa) hasta que se restituya al presidente Manuel Zelaya en el poder.

Así se lo informaron a EL TIEMPO fuentes del organismo hemisférico en Washington, donde la OEA convocó una Asamblea Extraordinaria de Cancilleres para evaluar la situación.

En la resolución, se invocaría el Artículo 21 de la Carta Democrática, que contempla este tipo de acciones.

Sin embargo, la OEA le daría 48 horas al gobierno provisional, antes de proceder. Esto porque el organismo está dividido en dos grupos: uno, el de los países de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), que pide actuar de inmediato. El otro, que integran, entre otros, Colombia, E.U., México y Costa Rica, propone el ultimátum.

Se trataría de la medida más fuerte tomada por el ente desde que se expulsó a Cuba, hace más de cuatro décadas.

Además, no todos los países están de acuerdo con el posible envío de una delegación a Tegucigalpa, para que entre en contacto con el nuevo régimen y negocie una salida al conflicto, generado tras el golpe del domingo. Al cierre de esta edición, parecía imponerse la idea del viaje previsto por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y algunos presidentes de los países miembros de la Alba.

Captura y condena Entre tanto, la justicia hondureña emitió ayer una orden de arresto contra el Presidente derrocado el domingo y enviado al exilio, en Costa Rica.

Zelaya será detenido “inmediatamente” si vuelve al país, pues es acusado de varios delitos, entre ellos “traición a la patria” y “usurpación de funciones”, dijo el fiscal general Luis Alberto Rubí.

Zelaya había anunciado su intención de regresar a Honduras el jueves, acompañado por Insulza y por varios jefes de Estado latinoamericanos, entre ellos la argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Justo cuando Rubí confirmaba la existencia de la orden de captura, la Asamblea General de la ONU reclamaba, desde su sede general en Nueva York, “la inmediata e incondicional restauración del Gobierno legítimo” encabezado por Zelaya, y condenaba “el golpe de Estado”.

El Presidente depuesto, en su mensaje ante la ONU, calificó el golpe de Estado de “zarpazo a la democracia” perpetrado por “líneas de élite que se oponen a los cambios”. Zelaya, quien había llegado al poder ungido por un partido de derecha en el 2006, dio un giro de 180 grados en su mandato y, en agosto pasado, firmó el ingreso de su país a la Alba.

Ningún país ha reconocido hasta ahora a las nuevas autoridades hondureñas.

El presidente de E.U., Barack Obama dijo que Zelaya “sigue siendo el presidente de Honduras”, y los países de la Alba y otras naciones latinoamericanas llamaron a consultas a sus embajadores en Tegucigalpa.

La tensa situación tenía también su correlato en las calles de Tegucigalpa y otras ciudades del país, donde miles de personas se manifestaron en favor y en contra del mandatario derrocado.

Las principales fuerzas sindicales, que junto a organizaciones sociales son el principal apoyo de Zelaya, decretaron un paro general y cortaron varias carreteras.

No obstante, amplios sectores de la población, políticos, empresarios y la mayoría de los medios de comunicación dieron su apoyo al derrocamiento de Zelaya, quien ayer descartó que aspire a la reelección después de que su mandato concluya, en enero del 2010

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.