Último día del rock en el Simón

Último día del rock en el Simón

El rock es un género sin edad. Roberto Fiorilli, un italiano desconocido para todos los menores de 30 años, invitado al programa Tributo a Rock al Parque –con vocalistas y músicos que han pasado por distintas ediciones del Festival– fue ovacionado por los más jóvenes.

29 de junio 2009 , 12:00 a.m.

La gran mayoría no sabía que Fiorilli, baterista, vivió en Colombia a principios de los 70 e hizo parte de varias bandas roqueras de la época.

Y ahí estaba el italiano, ovacionado, lo que justificó aun más su viaje desde su país de origen hasta Bogotá sólo para tocar una canción.

Igual sucedió con Carlos Iván Medina, tecladista de vieja data, creador de grupos como Distrito Especial, y con Juan Carlos Rivas, un bajista que está en la escena roquera desde hace unos 20 años.

Pero la jornada de ayer de Rock al Parque fue mucho más que nostalgia.

Ciegossordomudos, Plastilina Mosh, Ina Ich, Árbol, The Klaxon y las 1.280 Almas, entre otras bandas, hicieron parte del espectáculo.

El desfile ha sido constante: asistentes de todas las edades se mueven entre los tres escenarios de la ciudadela del rock, en el Parque Metropolitano Simón Bolívar, donde hoy se cierra la edición 15 de Rock al Parque.

El sábado, el día más duro, dedicado al metal y sus sonidos paralelos, se logró un récord: llenar el escenario Plaza desde antes de las 5 p.m. y alcanzar la cifra de 90.000 asistentes en todo el parque.

“Estamos muy satisfechos con este resultado” manifestó María Claudia Parias, directora de la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB), entidad que organiza el evento.

Solamente durante la presentación de la agrupación alemana Haggard hubo un inconveniente: una de las barreras de contención cedió por la presión del público. La banda interrumpió su acto para permitir que los ánimos se calmaran y que el problema fuera solucionado. En la primera jornada brillaron Descomunal (Ecuador), Morbid Angel (E.U.), Haggard, KOP (España), Antípoda, Los Plankton, Neurosis, Leishmaniasis, y especialmente el guitarrista José Fernando Cortés y su trío, que le dedicaron acordes de Beat it a Michael Jackson.

La tercera tarima, una de las principales apuestas de los organizadores, es atractiva. Los más jóvenes se acuestan en el prado, cierran los ojos y se concentran en la música. Los mayores observan el desfile de ‘pintas’ y tendencias.

Hoy, el cierre del festival es con el argentino Fito Páez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.