DEBATE CALIENTE POR EL MOUNT SINAI

DEBATE CALIENTE POR EL MOUNT SINAI

Con un lleno a reventar, la Casa de la Cultura de Providencia fue escenario de la audiencia pública que convocó el Ministerio del Medio Ambiente para tratar el tema del controvertido proyecto turístico Mount Sinaí.

21 de junio 1995 , 12:00 a. m.

La reunión fue presidida por el jefe de la oficina jurídica del Minambiente, Luis Fernando Macías, quien excusó la ausencia de la ministra Cecilia López y explicó el mecanismo de la audiencia, aclarando que la misma solo tendría carácter de información y evaluación y que no se constituiría en instancia decisoria.

La primera media hora fue dedicada a oír la exposición del propietario del proyecto, Ernesto Roso Ospina, quien describió en forma detallada los orígenes, el soporte legal y las características generales del condominio. Quedó clara la oferta de tipo tiempo compartido del proyecto y su propietario hizo énfasis en el carácter autosuficiente del mismo.

También aclaró que el manglar de Mc. Bean -junto al cual se recuesta el proyecto- no sería afectado y prometió 60 empleos directos y 120 indirectos para la comunidad isleña.

Seguidamente, la delegada de la Defensoría del Pueblo, Beatriz Londoño Toro, fijó una posición radicalmente opuesta al proyecto Mount Sinai.

En un extenso documento que leyó en medio de aplausos de la concurrencia, la funcionaria fundamentó su oposición en el impacto cultural negativo que, según la Defensoría del Pueblo, atentaría contra la cultura raizal. También expuso Londoño que el Mount Sinai contrariaría normas jurídicas constitucionales, legales y acuerdos que protegen el Parque Nacional de Providencia, sus manglares y su territorio.

Entre las normas legales que estaría violando el proyecto se encuentran la ley 47, o ley marco del archipiélago; la ley 99, o ley del Medio Ambiente; la ley 136 y el acuerdo municipal 014 que en uno de sus artículos expresa que se prohibe la construcción de urbanizaciones en Providencia y que personas que no tengan más de diez años de residencia en la isla construyan viviendas o establezcan negocios en el municipio .

La Defensoría del Pueblo esgrimió otros argumentos ecológicos, sociales y culturales y finalizó recomendando la suspensión definitiva del proyecto; la elaboración de un plan de ordenamiento y uso del suelo; la protección de los manglares y, finalmente, que cualquier proyecto que se quiera construir en Providencia esté acorde con las normas y el equilibrio ambiental de la isla.

A continuación se produjo una catarata de oradores que expusieron su rechazo al proyecto en diversos términos y matices, entre ellos los dirigentes del Movimiento Cívico Josefina Huffington, Rafael Arenas, Rauul Howard y Jaime Eduardo Valladares de la Fundación Arboles y Arrecifes.

La directora del Hospital de Providencia Maritza Newball Bryan, dijo que el impacto que un proyecto como el Mount Sinai tendría para Providencia ya se estaba viendo en San Andrés, en donde los raizales habían sido desplazados y marginados en su propia tierra.

Nos quieren crear un nuevo barrio en Providencia elevándonos la población total de la isla en un 5.9 por ciento. Si esto ocurriera en Bogotá estaríamos hablando de un aumento porcentual equivalente a 645.000 habitantes nuevos para la capital de la República. dijo Newball, para terminar preguntando si esto no es un megaproyecto, entonces que es? .

De otra parte, a favor del proyecto, hablaron el ex alcalde Alexander Henry Livingston, el dirigente Alfredo Howard y Willesly Archbold, quienes coincidieron en la necesidad de crear nuevas fuentes de empleo para los providencianos através de proyectos como Mount Sinai.

Henry Livingston llamó idiotas útiles a quienes se oponen al proyecto, criticó a la prensa nacional por mentirle al país acerca del Mount Sinai y finalizó afirmando que Providencia no necesitaba uno, sino dos, tres o muchos más Mount Sinai para salir del atraso económico y social en que se encuentra .

Finalmente, la presidenta del Consejo Municipal, Virginia Archbold, dijo que desde 1629, cuando llegaron los primeros colonos a Providencia, las islas vivieron diferentes batallas hasta que el 23 de junio de 1822 los isleños se independizaron de los corsarios franceses ingresando a la era republicana con la adhesión del archipiélago a la Constitución de Cúcuta. Lamentablemente hoy, después de 173 años, otros corsarios quieren invadirnos con sus nuevos sistemas para despojarnos de nuestros mayores tesoros .

Al finalizar la reunión, el propietario del proyecto Ernesto Roso Ospina le dijo a EL TIEMPO que la audiencia pública había carecido de la transparencia adecuada. Manipularon el orden de los expositores y no le permitieron el uso de la palabra a todos los que querían respaldar las bondades del Mont Sinai , dijo Roso Ospina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.