PUENTE HEREDIA SE PARTIÓ EN DOS

PUENTE HEREDIA SE PARTIÓ EN DOS

Desde el inicio de su construcción, el puente Heredia estaba salao , como dicen en el argot popular, y ayer terminó su cadena de dificultades con la caída estrepitosa de su parte central sobre las aguas de la laguna de San Lázaro, inaugurado hace solo seis meses. Por la hora, 12:45 de la madrugada, no hubo una tragedia mayor porque ningún vehículo transitaba por el lugar.

21 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Sólo dos personas, los motoristas Edgard Enrique Alvarado y David Mercado Arrieta, resultaron con múltiples heridas al caer a las aguas por desatender la advertencia de un policía de tránsito para que no pasaran.

El derrumbe del puente, al ceder 400 metros cuadrados de cemento rígido por presuntas fallas en su estructura, produjo la rotura de tuberías del conducción de agua potable, de energía eléctrica y teléfonos, con lo que se registró una crítica situación por la carencia de estos servicios durante varias horas en el centro amurallado, Getsemaní y el sector turístico de Bocagrande, El Laguito y Castillogrande.

Aunque no se tiene precisión sobre las causas de la caída del puente, el gobierno distrital y la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar (Edurbe) pidieron investigaciones a la Procuraduría y la Fiscalía.

La construcción del Heredia, que une el cordón amurallado con los extramuros y que demandó una inversión de 2.000 millones de pesos, fue controvertido desde su inicio. El Consejo de Monumentos Nacionales en junio de 1993 hizo público su oposición a la obras pues afectaba la visual del centro histórico desde y hacia el Castillo de San Felipe, sitio de entrada original a Cartagena de Indias.

Así mismo, dijo Olga Pizano, secretaria del Consejo y subdirectora de patrimonio del Instituto Colombiano de Cultura (Colcultura), se advirtió que la ciudad requería de otros puentes de tránsito de vehículos pero a partir de un estudio integral de transporte y se pondría en riesgo la preservación del centro antiguo. Entonces nombrada una comisión del Concejo y la Alcaldía para frenar la obra pero no fue posible, aunque se evitó la demolición del puente Heredia antiguo.

El alcalde Guillermo Paniza Ricardo también aseguró ayer que se opuso a ese puente desde cuando era candidato al cargo, porque el saneamiento ambiental de Cartagena demandaba trabajos más urgentes, como la recuperación de los caños. Además no fue una solución adicional para el tráfico de vehículos, porque fueron construidos los mismos carriles del viejo puente .

Lo peor -anotó el alcalde- fue que las obras del puente Heredia fueron contratadas por 700 millones y al final se pagó casi el triple por unos trabajos que crearon problemas con Monumentos Nacionales, por su cercanía con el cordón de murallas. Era factible la solución de otro puente, por el antiguo ferrocarril y no éste que nació salao .

Ante la emergencia, de inmediato, se contrató a la empresa Movicón de Cartagena para remover las barandas que obstaculizaban el paso de vehículos por el antiguo puente.

Gracias a este paso se dio apertura, a las 6:30 de la mañana, al tráfico de automotores, lo que evitó el caos que se pudo presentar en el centro de la ciudad a donde llegan por estos puente de mediados de año cerca de 30 mil vehículos diarios, de acuerdo con el informe del Departamento Administrativo de Tránsito y Transportes (Datt).

El gerente del Edurbe, Armando Gutiérrez Rendón, dijo que la empresa asumirá los costos que la nueva obra, si así lo requiere. Sin embargo, solicitará investigación disciplinaria y penal en el caso de que se presenten responsables.

Inicialmente, el gobierno distrital solicitará a la Universidad de Cartagena y la Universidad Nacional la realización de un estudio técnico minucioso, para establecer las causas reales del hecho.

Quién responde por esta caída? Los diseños del Puente de Heredia fueron adjudicados a la firma Civicon de Bogotá, que ofreció un trabajo que representaba 300 millones de pesos menos en costos frente al resto de los concursantes.

La obra contratada para estar concluida en seis meses, sólo fue entregada año y ocho meses después y tras varios procesos jurídicos, en los cuales se le suspendió el contrato a Civicon. Ante esto, esa empresa demandó por 600 millones de pesos a Edurbe, pero luego de una conciliación, se acordó que el 20 por ciento de los trabajos que faltaban sería concluido por la firma cartagenera Movicon.

En la intervención de la obra estuvieron Ingetec de Bogotá e Ingestudios y Profesionales Asociados de Cartagena, a quienes se les solicitó igualmente asumir su responsabilidad en las fallas que tuvo el puente para venirse abajo.

Armando Gutiérrez Rendón, gerente de Edurbe, dijo que estas firmas también deben responder por el lamentable hecho, ya que actuaron como representantes y fiscalizadores de la empresa en el desarrollo de la construcción del nuevo puente Heredia.

En Ingetec, la compañía encargada de la interventoría de la obra, no hubo ningún pronunciamiento pues el gerente se encuentra fuera del país.

Por su parte, Martha Abonado de García, socia de Profesionales Asociados, contratada por Ingetec, dijo que en esta obra solo se prestó apoyo técnico y topográfico a la firma interventora.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.