Secciones
Síguenos en:
EL ARCA DE NOÉ La guerra entre vecinos

EL ARCA DE NOÉ La guerra entre vecinos

Ayer, EL TIEMPO publicó un escalofriante estudio del Instituto de Medicina Legal. Según el informe Forensis, que uno queda atortolensis, la violencia entre familiares, amigos y vecinos en el 2008 causó 667 muertos y más de 68.000 lesionados, que superan los ocurridos en combate entre la Fuerza Pública y los grupos armados ilegales, que son de 633, incluidos, creo, falsos positivos. Muertis frondias.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de junio 2009 , 12:00 a. m.

La agresividad, las riñas entre vecinos y amigos, eso de “si me lo encuentro, le voy a dar en la cara, marica”, como dijo un vecino poco amigo mío, nos va a matar a todos. Hasta la misma Medicina Legal está muriendo por falta de presupuesto. Esperemos que no sea por una pelea de vecinos y amigos, los ministros de Hacienda y de Protección Social. Si en un país como este, en guerra, se muere Medicina Legal, como dijo una amiga, “apaga, paga y vámonos”.

Pero es que el mal ejemplo cunde. Las peleas entre vecinos no solo se dan en estratos bajos. También en estrato siete. Nada menos que entre los vecinos de los costados de la Plaza de Bolívar. O sea, entre los poderes del Estado, que por mandato constitucional están obligados a trabajar en armonía. ¿Qué tal el espectáculo, como de comuna 13, que están dando la Casa de Nari y las cortes, a punta de chuzo, puntapiés por debajo de la mesa y agua sucia en público? Las peleas entre amigos, ex amigos y vecinos están como para alquilar galpón, como dijo una gallina, un día que las demás se estaban matando a pico. Inclusive, la despistada saraviada pensaba que iban a matar el marrano, porque el granjero dijo: “Las gallinas ya están buenas para darles chicharrón”. Chiste viejo, pero funciona.

Y hablando de gallinas y de huevo. Tienen coraje los poderes del Estado, con esta hijuemadre peleadera. Que me late que, en el fondo, no es por la justicia ni por la patria, sino por intereses políticos y venganzas personales.

El país ya está mamado del odioso choque de trenes. El nuevo round, pienso luego existo, arrancó por la condena del la Corte Suprema a Teodolindo y por la investigación preliminar que les abrió a los 86 representantes que votaron el referendo reereccionista, por el que se les puso la piel de gallina. Al vecino de Casa de Nari le temblaron las carnitas y sacó del carriel el comunicado de la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf), que alguien dijo que en este caso era (Uiap) –Unidad de Información y Análisis Pendenciero–, en el que se investiga a cuatro magistrados porque algunas personas vinculadas a otras pueden tener relación con ciertas pavas, amigas de aquellas que pudieron estar vinculadas a negocios ilícitos... Por eso, el Fiscal –que no resultó tan de solapa– dice que su unidad no encontró mérito para enviar la investigación a la Comisión de Acusaciones de la Cámara. Que merecía era cámara ardiente.

Lo triste es que esta pelea de vecinos tiene una sola causa: el referendo.

Es el motivo por el que se han sacrificado amigos, vecinos, partidos e instituciones. Hasta a la Constitución la apuñalaron. Los magistrados, como en el sexo, tienen que cuidarse en sus relaciones. Porque dime con quién andas y te diré cuánto vales. Y dedicarse a producir fallos, más que comunicados. Pero el Gobierno no puede seguir usando los organismos de inteligencia superior contra los vecinos. Ni minando las instituciones, desprestigiando la majestad de la justicia y de la propia Presidencia. Eso es muy grave. Cómo será que le decimos Casa de Nari y han llegado a decirle Casa de Narquiño. Triste. ¿Todo por el gustico de la reelección? Y mientras los vecinos se dan en la jeta, dicen que la Far parece recuperarse. Y la corrupción. Pero no se recuperan el campo, la economía, la industria, el empleo, ni hay plan anticrisis. Los hombres pasan, las instituciones quedan. Cómo será la hecatombe que el Procurador quiere buscar un comisionado de paz para amistar a los vecinos. Es urgente, por este país.

Yo le mato gallina.

luioch@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.