QUÉ PUEDEN HACER LAS COMISIONISTAS DE BOLSA

QUÉ PUEDEN HACER LAS COMISIONISTAS DE BOLSA

De acuerdo con lo estipulado en el Estatuto Orgánico del Mercado Público de Valores, las sociedades comisionistas pueden desempeñar una variedad de actividades, entre las que se encuentran; participar en operaciones por cuenta propia en el mercado primario y en el secundario, realizar operaciones de venta con pacto de recompra (previa autorización de la Superintendencia de Valores), realizar inversiones con recursos propios y financiar la adquisición de valores por parte de sus clientes.

20 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Así mismo, las firmas comisionistas están facultadas para constituir y administrar cualquier clase de fondo de valores, operaciones de corretaje de títulos inscritos en el Registro Nacional de Valores e Intermediarios, y para efectuar todo lo relacionado con la administración de valores (1).

Para efectos del presente artículo, trataremos lo referente a operaciones por cuenta propia, siguiendo el marco normativo de la Resolución Unica expedida por la Sala General de la Superintendencia de Valores.

Cuenta propia Estas operaciones se clasifican en tres: I) aquellas en las que la firma adquiere, dentro de la modalidad de underwriting en firme, una parte o toda la emisión, obligándose a ofrecer a los inversionistas los títulos en las condiciones de precio establecidas en el contrato; II) la firma comisionista se compromete a colocar la emisión durante un plazo determinado, y si en dicho término no ha logrado colocarla, deberá adquirir el remanente utilizando sus propios recursos (underwriting garantizado); III) aquellas en las que adquiere títulos emitidos por la Nación o por el Banco de La República, por entidades vigiladas por la Superintendencia Bancaria y otros títulos inscritos en Bolsa.

Los límites para las mencionadas operaciones son los siguientes; el saldo no podrá ser superior a tres veces su patrimonio técnico (2), salvo si hay compromisos irrevocables de compra, caso en el cual el límite es de seis veces. En la colocación garantizada, se aplican estos requerimientos, así la sociedad no haya tenido que suscribir el remanente.

Mercado secundario En cuanto a las operaciones en el mercado secundario, estas se definen como las adquisiciones de valores inscritos en bolsa, para darle liquidez y estabilidad al mercado, o para reducir las márgenes entre los precios de demanda y oferta. La enajenación de esta clase de valores se considera, igualmente, posición propia. Los principios para realizar estas operaciones se pueden resumir así: siempre prevalece el interés de los clientes y es necesario atender las normas sobre conflictos de interés y el uso de información privilegiada.

Los comisionistas están obligados a llevar a cabo todas las operaciones por el Sistema Electrónico de Transacciones (salvo en el caso de las acciones), a llevar un libro de registro de estas operaciones y designar por lo menos un representante legal para adelantarlas prioritariamente.

El tiempo de permanencia promedio ponderado de las inversiones en acciones (3), que se mantengan en esta posición, es máximo de 270 días. Sin excepción, ninguna inversión puede superar un período de un año. Adicionalmente, a las sociedades comisionistas les está prohibido negociar con los fondos de valores que administra, con los portafolios de terceros que se encuentren en administración, y efectuar operaciones con títulos emitidos, avalados, aceptados o administrados por la matriz, filiales o subsidiarias o por sociedades vinculadas.

El límite general de estas operaciones en el mercado secundario, es de diez veces su patrimonio técnico. Sin embargo, existen otros límites de carácter especiales para ciertos títulos.

Por otra parte existe un límite de concentración para las inversiones en acciones y bonos obligatoriamente convertibles en acciones, de un máximo de 10 por ciento proveniente de un mismo emisor. Igualmente, es preciso anotar que las sociedades comisionistas no podrán tener mandatarios para la realización de operaciones por cuenta propia.

En cuanto al origen de los recursos, estos no pueden provenir de clientes, pero sí es factible acudir a un crédito con entidades vigiladas por la Superintendencia Bancaria.

Las operaciones por cuenta propia deben llevarse a cabo con la previa autorización de la Superintendencia de Valores y siguiendo los requisitos establecidos por las Bolsas de Valores de País.

1. Cobro de rendimientos, cobro de capital, reinvertir estas sumas de acuerdo con instrucciones del cliente y llevar a cabo la suscripción preferencial de los títulos en una nueva emisión.

2. El patrimonio técnio de una sociedad comisionista esta constituida por la suma de su capital primario (suscrito y pagado, reserva legal, prima en colocación de acciones, revalorización del patrimonio, utilidades no distribuidas y utilidades del ejercicio en curso) y secundario (que incluye las reservas no legales, utilidades no distribuidas de ejercicios anteriores y del actual, en lo que no se computa como capital primario y por el valor total de las inversiones obligatorias requeridas para ser miembro de las bolsas del país, el 50 por ciento de las valorizaciones de activos, entre otros).

3. Sumatoria de los productos por el valor presente de cada inversión, dividido por la sumatoria del total de inversiones en acciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.