VIVIENDAS DE EL MORATO, EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

VIVIENDAS DE EL MORATO, EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

No tienen nada excepcional. Por el contrario, sus puertas, ventanas y fachadas son tan comunes que se repiten a lo largo de toda la cuadra. De manera similar sucede con sus techos y antejardines. Sin embargo, es esa homogeneidad la que las hace diferentes.

19 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Sí, precisamente, por mantener una misma línea dentro del vecindario, por respetar el ambiente natural y por resguardar la memoria de una época de la ciudad, las casas del barrio El Morato son consideradas de Conservación Residencial Especial. Es decir, que no se puede proceder a demolerlas.

Sin embargo, en la carrera 53 entre las calles 103 A y 106, sucede todo lo contrario.

Así lo aseguran los vecinos del barrio El Morato, quienes desde hace varios meses ven con impotencia cómo las casas declaradas por el Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DAPD) como de Conservación Residencial Especial, han empezado a desaparecer.

A pesar del llamado de atención de los vecinos quienes piden la intervención al DAPD, a la Alcaldía de Suba y a la Junta de Protección del Patrimonio Urbano, las casas continúan su proceso de desaparición como por arte de magia.

Según los vecinos del barrio, el principal responsable del desplome de las casas es la Fundación Clínica Shaio, la cual ha comprado varios inmuebles con el fin de realizar adecuaciones e instalar una serie de consultorios médicos.

Los cambios que se están realizando en las residencias, han modificado por completo las fachadas de las casas, perdiéndose, de esta manera, la identidad que poseía el sector.

Ante esta situación, los miembros de la Junta de Acción Comunal de El Morato, iniciaron una cruzada para detener el proceso de demolición de las residencias, pero a la fecha, los esfuerzos no han dado resultado.

Primero se comunicaron, a través de una misiva, con los funcionarios del Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DAPD).

La respuesta a sus inquietudes la recibieron el pasado 11 de mayo de 1995, en donde el ingeniero Luis Carlos Isaza le dice: este Departamento se permite informarles que consultado el archivo general no se encontraron antecedentes de licencia de construcción y/o demolición para el predio con la dirección enunciada .

Por recomendación de Planeación se dirigieron a la Alcaldía de Suba, autoridad competente, ante la violación de las normas.

Pero, a pesar de los llamados, telegramas y avisos, la Alcaldía local aún no ha tomado cartas en el asunto.

Según el asistente de la Oficina Jurídica de la Alcaldía de Suba, para la semana pasada estaba preparada una visita al sector, pero por obligaciones de diverso orden, no se pudo cumplir.

Los integrantes de la Junta de Acción Comunal y demás vecinos de El Morato, piden la presencia de las autoridades para evitar que suceda lo mismo que en la Estrategia del Caracol: desmantelamiento de las viviendas desde adentro, para lograr su rápido deterioro .

EL TIEMPO trató de comunicarse con el administrador de la Clínica Shaio para que hablara sobre la compra de los inmuebles vecinos, pero no fue posible.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.