FELIZ PERO INDOCUMENTADO:

FELIZ PERO INDOCUMENTADO:

El ciudadano Anthony Letts envía una carta en donde narra su curiosa historia:

19 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Llegué al país en 1974 como empleado bancario. En 1979 el Consulado de Colombia en Buenos Aires inexplicablemente me cambió de oficio para la visa a empleado ganadero ( voz burocrática para gaucho?). Diez años más tarde el Intra me cambio de grupo de sangre en mi licencia de conducción, de O a A. Durante todo ese tiempo medía oficialmente 1,80 de alto y había sido de color blanco . Pero en 1991, el DAS evidentemente pensaba que ya era hora de corregir esa situación, y en mi cédula nueva me quitaron 12 centímetros para llegar a 1,68, al tiempo de asignarme el color trigueño rosado , lo cual entiendo ser típico de un ladrillo común mal horneado.

Lógicamente me gustaría que me pusieran 2,10 de alto y senador de la República , odontólogo o hasta poeta como oficio en la próxima sesión pero sería tal vez un sueño inalcanzable.

A falta de esto, estaría dispuesto a permutar mis características oficiales actuales con la de cualquiera de sus lectores que cree que las mías le correspondan. Apúrense por favor: mi pase está por renovar y mi cédula vence en 1996...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.