LA META ES SAN MARINO...

LA META ES SAN MARINO...

Una arremetida de última hora, en la jornada de cierre de la pista y en la prueba final de ruta, permitió a Colombia alzarse con el título del Campeonato Panamericano Juvenil de Ciclismo, que concluyó el sábado con Jorge Iván González como gran figura.

19 de junio 1995 , 12:00 a. m.

Hasta el jueves, cuando se cumplió la última cita en el velódromo José Luis Recalde, Colombia había conquistado apenas dos medallas, ambas de plata: una, con González, en la contrarreloj individual; y, otra, con el vallecaucano Marco Antonio Ríos, en el kilómetro contrarreloj con partida lanzada.

Pero, ese día comenzó la reacción que llevó a Colombia, uno de los favoritos para imponerse en el certamen junto con Cuba y Argentina, hasta el primer lugar.

Primero, el cuarteto integrado por Giovanni Torres, Milton Toro, Marco Ríos y John Durango se colgó la presea de bronce en la persecución por equipos, detrás de Cuba oro y de Ecuador plata, y por encima de Argentina. Y, más tarde, Torres ratificó que la prueba por puntos es la especialidad de los colombianos, al obtener el oro.

A pesar de eso, Ecuador seguía como el sorprendente líder del cuadro de medallas. Los anfitriones comenzaron en este torneo a recoger los frutos del trabajo de fundamentación que se inició hace más de un año, cuando este país fue sede del Mundial Juvenil, en el cual el colombiano Marlon Pérez fue campeón de la prueba por puntos. De la mano del cubano Gilberto Hernández, primero, y de sus compatriotas Antonio Madera y Jorge Hernández, en la época reciente, los locales han mejorado ostensiblemente, tal y como quedó demostrado tanto en la pista como en la ruta de este Panamericano.

Por eso, se esperaba con ansiedad la competencia de ruta, la que bajaba el telón del Campeonato y definía al campeón. El recorrido, de 120 kilómetros, era idéntico al que se disputó hace dos años en el Panamericano de Mayores y en el Mundial Juvenil del año pasado. Es decir, el colombiano González ya lo conocía: fue cuarto en la ruta del certamen ecuménico.

Hasta el kilómetro 80, cubanos, chilenos y ecuatorianos controlaron el lote. Pero, a partir de ahí, el bloque de colombianos (González, Hernán Antolínez, Alejandro Callejas, Alejandro Iván Cortés, Christian Giraldo, Luis Irúa y Mauricio Rave) entró a imponer el ritmo. Y, a cinco kilómetros de la meta, González aprovechó un corto y pronunciado repecho para desprender al resto de competidores y cruzar, en solitario, la meta. Su tiempo fue de 3h 21m 26s.

Detrás de él entró la dupla cubana de Pedro Pablo Pérez, a 1m 03s, y de Joel Chávez, a 1m 07s.

Así, Colombia encabezó el tablero de medallas de un torneo que mostró el gran ascenso de Ecuador, ratificó el buen nivel de los colombianos y evidenció el retroceso de cubanos y de argentinos. El balance puede calificarse de bueno, si se tiene en cuenta que se batieron cuatro registros panamericanos (velocidad, persecución individual, persecución por equipos y kilómetro contrarreloj).

Ahora, los colombianos regresan a su país para concluir la preparación de cara al Mundial de la categoría, en San Marino, durante la primera quincena de julio.

MEDALLERIA PaísOPB Colombia221 Ecuador212 Cuba212 Argentina132 Uruguay001 Chile y Brasil fueron los únicos países que no consiguieron medallas.

En Roldanillo, barrió la Selección Roldanillo Por ser los mejores rótulo que acreditan al vestir la camiseta de la Selección Colombia, eran los favoritos lógicos. Sin embargo, esa condición tenían que salir a ratificarla en las carreteras del Valle del Cauca, durante las dos etapas de la XI Clásica de Roldanillo.

Un arma de doble filo para los dirigidos por José Chepe Castro, que se aprestan a defender el prestigio de la raza de los escarabajos en los Primeros Juegos del Océano Pacífico. Porque, si ganaban como aconteció, el comentario iba a ser claro, son los de la Selección . Pero, si por esas circunstancias del deporte, eran derrotados, entonces, se armaba un lío.

Una inmensa responsabilidad, por el lado que se le mire, la que enfrentaba el sexteto tricolor. Al final de los dos tramos, una etapa en línea y una contrarreloj individual, sin embargo, los seleccionados mostraron por qué están en el combinado patrio.

El título individual le correspondió al risaraldense Elder Herrera, corredor del registro de Ron Medellín-Lotín, vencedor del tramo contrarreloj. Segundo quedó el bogotano Albeiro El Gato Giraldo, corredor de Manzana Postobón, triunfador del primer día en su especialidad, la del embalaje. Y, tercero fue el paisa Hernán Alonso El Gavilán Osorio, otra de las cartas de Chepe Castro.

El técnico, que hizo público su inconformidad por el sitio donde se alojaron en Cali, dijo que estaba satisfecho con el rendimiento de los corredores.

El sexteto, que complementan Germán Ospina, Marcos Hurtado y Gregorio Ladino, continuará su preparación en carreteras vallecaucanas y comenzará su participación en los Juegos, con la contrarreloj individual el domingo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.