MONUMENTO AL CICLISTA SE LEVANTARÁ EN TUNJA

MONUMENTO AL CICLISTA SE LEVANTARÁ EN TUNJA

Por fin la iniciativa del reconocido narrador de ciclismo, Rubén Darío Arcila, de levantar en Boyacá, el Monumento al Ciclismo, tuvo eco en la administración municipal de Tunja y podrá ser una realidad en un lapso no mayor a cuatro meses.

09 de junio 1995 , 12:00 a. m.

La idea que nació hace dos años, cuando se confirmó que Boyacá sería sede del Campeonato Mundial de Ciclismo, en lo que a la ruta se refiere, dentro de muy poco tiempo será la obra de máxima atracción conque cuente la ciudad de Tunja.

Un nuevo atractivo dispondrá la llamada ciudad de los tesoros escondidos, en una tierra que por naturaleza ha gestado la aparición de excelsos campeones del pedal y en que la riqueza de su subsuelo se evidencia con la ubicación de los yacimientos de hierro, carbón y demás minerales, los incomparables paisajes y, lo más importante, los hombres que hacen la gloria sobre la bicicleta.

El popular Rubencho señala como el proyecto fue diseñado para ser ubicado en la recta a San Rafael, en la Y que lleva a Tibasosa, y que es área de influencia del Mundial. Pero, en los últimos días Cicrodeportes Boyacá, la Alcaldía de Tunja y las emisoras: Caracol, RCN y Super y el semanario Boyacá 7 días, manifestaron su deseo de colaborar en todo lo que esté al alcance de cada medio de comunicación, para hacer tangible esta loable iniciativa del locutor antioqueño.

La construcción del Monumento al Ciclismo se realizaría en cuatro meses y como regalo de la ciudad de Tunja para el Mundial, toda vez que la administración municipal, a través del alcalde, Manuel Arias, manifestó su deseo enorme de colaborar y de cristalizar dicha iniciativa. De ese modo, las generaciones del nuevo siglo se preguntarán qué paso aquí , agregó Arcila.

De hecho, el Monumento se constituiría en un símbolo de Tunja y, por ende, de Boyacá.

En la glorieta norte En este momento se busca la panóramica ideal con el fin de que los turistas, que tienen su paso obligado hacia los santanderes, la costa atlántica, Villa de Leyva, el llano y el circuito industrial y turístico de Boyacá, se constituirían en los máximos jueces que con rigor observarían la singular y hermosa estructura plástica. Por lo tanto, la ubicación que se le asigne debe ser en un sitio estratégico, por ejemplo en el sitio de la Glorieta de la Avenida Central del Norte, con lo cual se le daría la importancia que merece y de paso quedaría expuesta a los ojos de medio país, dice Ruben Darío.

En este momento se ingenia un plan para conseguir algunos recursos que permitan dar comienzo a los trabajos de la escultura. Entonces, se tiene proyectado la organización de un ciclo paseo entre Tunja y Paipa, coordinado por Cicrodeportes Boyacá.

Los participantes, que pueden ser personas que gusten del ciclismo, deberán asumir el costo de la camiseta, que los identificará dentro del grupo de los ciclo-paseistas. Con ello se aspira aliviar en parte, los costos de diseño y mano de obra de semejante Monumento.

Se espera la presencia de unas cinco mil personas. No habrá distingos de ninguna clase y podrán hacer de la partida estudiantes, trabajadores, todo aquel que tenga una bicicleta o un momopatín, para que de esta manera cuando se levante el monumento, este le pertenezca a todo el pueblo boyacense y a nadie más , dijo Arcila.

La camiseta, que espera sea donada por cualesquiera de las firmas comerciales del departamento y que se quiera vincular no solo al ciclo paseo sino a la totalidad del proyecto, tendrá un costo de 500 pesos.

Especificaciones del monumento El Monumento Nacional al Ciclista, está compuesto por tres expresiones muy típicas que a diario soportan los pedalistas en la práctica de este hosco deporte.

En la parte superior se observa, sobre una de las alas de la paloma, símbolo de la paz y tranquilidad que reina en esta región del país, reposan tres ciclistas que muestran los movimientos y gestos frente al triunfo, la desgracia ante el pinchazo y la labor de sacrificio y de entrega del gregario.

Son imágenes que irán al desnudo. La forma anatómica del deportista se apreciará en todo su esplendor. El volumen de los músculos, la fibra de sus extremidades inferiores y la descomposición del rostro por la fatiga.

Todo ello parece flotar al mejor estilo del Monumento a los Lanceros, sobre el ala extenddida de la paloma que, a su vez está tendida sobre un tablero de ajedrez, que connota aquello de la táctica y la estrageia que suelen emplear los directores técnicos de los equipos en cada una de las competencias.

Alrededor del pedestal, se encuentra un marco circundado por un patio de banderas, en que se izan los pabellones de los países del mundo más representativos ciclísticamente.

El Monumento tiene 15 metros de largo, de ancho 10 y ocho metros de alto. Los ciclistas serán catalizados (mezcla-fusión) en Zafiro, material que será importado de España y que se caracteriza por su finura, textura y maleabilidad. En el mundo existen dos clases de zafiro. Uno llamado blanco o corindón cristalino, incoloro y transparente. Y el oriental que es muy apreciado por su brillo.

Una de las ventajas de este material es lo liviano de su peso, comparado con otros elementos como el bronce, que se utilizan para el diseño de esculturas. Si cada ciclista se esculpiera en bronce llegaría a pesar tonelada y media mientras que con el zafiro solo pesaría 150 kilos. La estructura en general tendría una tonalidad color bronce .

Escultor boyacense El artista quien nació en Nobsa, el 14 de enero de 1966, se precia de ser uno de los mejores alunmos de Rodrigo Arenas Betancurt. Egresado de la Escuela de Bellas Artes de Sogamoso y de la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Nacional. Ha realizado varias especializaciones en España, Puerto Rico y Venezuela.

Considerado como uno de los escultores más jóvenes que tiene el país y con más proyección nacional e internacional. La experiencia adquirida junto al maestro Rodrigo Arenas Betancurt, durante cuatro años, le permite tener el aval en el exterior para plasmar muy de cerca la misma inquietud que motivaba al maestro desaparecido.

Muy pocos lo conocen por su nombre de pila. Pero muchos sí lo reconocen por el apelativo del mono López.

A la manera del monumento a los Héroes en Bogotá, en una inmensa placa de mármol quedarán registrados en letras de bronce los nombres de los ciclistas que le han dado fama y renombre a nuestro país: Efraín Forero, Pajarito Buitrago, Cochise Rodríguez, Ramón Hoyos, Rubén Darío Gómez, José Patrocinio Jiménez, Rafael Antonio Niño, Fabio Parra y Luis Herrera, entre otros.

Hombres que le han entregado brillo y lustre a nuestro deporte bandera y ocasión propicia para recordar a los héroes que ya hacen parte de la leyenda del ciclismo colombiano, en todas las épocas.

Para la inauguración se preveé la realización de la denominada Noche Fantástica , con la presentación de un variado espéctaculo cultural y musical, juegos pirotécnicos y de las viejas y nuevas figuras del pedalismo.

La primera cincelada y el corte de la cinta inaugural quedará en manos del señor alcalde, Arias Molano, quien se comprometió con los gestores de la iniciativa para hacer realidad este perenne recuerdo.

El Monumento al Ciclista será un Monumento a la Raza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.